Los concejales de Unión del Pueblo Leonés en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, Julio González Rivo y Rosa María Fernández Velilla, acompañados de miembros del Comité Local, mantuvieron en el día de ayer un encuentro con los vecinos de las calles Jesús Nazareno y Los Nogales de la mencionada localidad, acción que se incluye dentro de la ronda de visitas que los leonesistas están realizando por todo el municipio.
Uno de los objetivos es comprobar el estado de las obras del nuevo vial que se está ejecutando por parte de Adif, que ha resultado ser el gran engaño a San Andrés pues la presunta arteria que se vendió como que iba a unir las rotondas de San Juan de Dios (3 de abril) y Ayuntamiento (12 de octubre), acabará en una nueva que se construirá junto a la presa, por lo tanto, es mentira que esa nueva carretera una el Ayuntamiento con San Juan de Dios. Eso sí, una vez esté en funcionamiento, el tráfico por la zona aumentará exponencialmente, pero sin sitio para el tránsito de peatones porque el tramo que resta de la rotonda donde termine la obra hasta el ayuntamiento carece de aceras, y lo que es aún peor, no hay previsión de ponerlas, lo cual tiene que cambiar.

Allí, los vecinos expusieron sus reivindicaciones en cuanto al abandono al que está sometida esta zona. Ya no solo es su preocupación por poder caminar con seguridad por esta zona, también hay más deficiencias. La isla de reciclaje está incompleta: solo hay de envases y uno de basura orgánica que hasta hace unos meses estaba destrozado. Por otra parte, ni se están barriendo las calles ni se están quitando los hierbajos que crecen en las aceras con frecuencia. A esto hay que añadir otros problemas de salubridad, por ejemplo, como ya denunciamos en su momento, hay una tapia que está a punto de caerse sobre la acera; es cierto que ha sido adecuadamente señalizada por el Ayuntamiento, pero el problema no está solucionado y la acera está inhabilitada.

Desde UPL exigimos al Equipo de Gobierno que tenga más en cuenta zonas apartadas del municipio como esta, donde los servicios brillan por su ausencia. Recordemos que estos vecinos, aunque sean pocos, pagan sus impuestos como los demás y, por tanto, merecen los mismos servicios que el resto. Por tanto, hay que ponerse a trabajar ya para que la justicia llegue a estas zonas.

Impactos: 42