La entidad financiera Unicaja Banco ha publicado su informe sobre el sector agroalimentario en Castilla y León en 2019, en el que se constata que durante 2018 la Renta Agraria fue de 258,2 millones de euros. Para el cálculo de esta cifra se han tenido en cuenta todos los ingresos de ventas y subvenciones, los gastos en consumos intermedios, los impuestos y las amortizaciones.

Descontando 43,7 millones de euros de renta de tierras no propias, los intereses bancarios de 6,2 millones de euros, y 22,5 millones de euros de salarios, se obtiene una Renta Empresarial Agraria de 185,8 millones de euros.

Contando con un censo de 6.900 agricultores de media en 2018, la Renta Empresarial Agraria por Ocupado del campo se situó en una media de 26.927 euros. Utilizando los criterios contables del ministerio de Agricultura, de esta cantidad, 2.962 euros corresponden al coste de oportunidad de la tierra propia, 3.231 euros corresponden a la aportación de capitales propios, 3.770 euros remuneran el factor empresarial, y 16.964 euros remuneran el trabajo del agricultor (Renta del Trabajo del Agricultor). El agricultor percibió pues, por su trabajo en el campo, una media equivalente a 1.212 euros al mes brutos, en 14 pagas, equivalente a 9,4 euros por hora trabajada (de lo que hay que detraer la cotización a la Seguridad Social como autónomo).

Los datos que ha publicado el ministerio de Agricultura concluyen que las horas que trabaja el agricultor en el conjunto de España se remuneran a un promedio de  11,05 euros, representando apenas el  71% del salario medio de la economía española. Si no existiesen las ayudas de la PAC, la remuneración por hora bajaría a 5,43 euros, situándose en el 35% del salario medio de la economía española.

Nota aclaratoria a los datos que se aportan:

  • El importe de la Renta Agraria es el que figura en el informe de “El sector agrario de Castilla y León en 2019”, publicado por Unicaja Banco.
  • El censo de agricultores autónomos y asalariados está tomado de la Seguridad Social y publicado en el informe de ASAJA de León titulado: “Evolución del sector agroganadero leonés en 2018”
  • Los costes salariales se estiman en función del Convenio Colectivo de Actividades Agropecuarias.
  • El importe de las rentas pagadas se basa en datos de la Encuesta de Explotaciones del INE y estimaciones de ASAJA.
  • Los intereses pagados se basan en estimaciones de ASAJA manejando datos del Banco de España sobre endeudamiento del sector.
  • El coste de oportunidad de tierras propias, capitales propios y factor empresarial se ha obtenido aplicando porcentajes que considera válidos el ministerio de Agricultura.
  • El año 2018 fue un buen año en cuanto a Renta Agraria en la provincia, consecuencia de cosechas razonablemente buenas.

Impactos: 47