El equipo de Gobierno ha tomado esta decisión avalada por informes técnicos y de intervención como única solución para evitar una indemnización millonaria tras la paralización de las obras durante años

La demora en el pago de las partidas presupuestarias por parte de las administraciones condicionó todo el desarrollo de las obras

El Ayuntamiento de León ha aprobado este viernes en Junta de Gobierno Local la resolución del contrato de las obras de construcción y rehabilitación del Palacio de Exposiciones y Congresos de León adjudicadas a la UTE formada por las empresas FCC Construcciones y Dragados por un importe de 14,9 millones de euros y un plazo de ejecución de 28 meses.

El equipo de Gobierno ha tomado la decisión de rescindir este contrato tras tener en consideración los informes técnicos y de intervención que alertaban de que no había otra solución posible para evitar tener que abonar a las empresas contratantes una indemnización millonaria después de la paralización de las obras durante años.

De hecho, el 21 de enero de 2019 la dirección de obra solicitó la resolución de este contrato en base a los incumplimientos por parte de la administración contratante, que suspendió la ejecución de las obras por un periodo superior a ocho meses, y propuso el abono a la UTE de 773.169,67 euros, el 6% del precio de las obras que no han sido ejecutadas en concepto de beneficio industrial.

Posteriormente, el 3 de septiembre de 2019 se recibió el preceptivo informe favorable de la intervención municipal así como un documento contable por importe de 773.169.67 euros para hacer frente a la indemnización y a la liberación de los avales a la empresa constructora tras la recepción de la obra, inaugura en mayo de 2018.

La resolución de este contrato viene obligada por la imposibilidad de acometer actualmente la finalización del proyecto por la falta de presupuesto derivada de las indemnizaciones pagadas a la empresa adjudicataria, motivadas en el retraso en la ejecución de las obras por la demora en el ingreso de las partidas comprometidas de financiación por parte de las administraciones, especialmente la Junta de Castilla y León. Estas demoras condicionaron no solo el retraso de la obra sino también la imposibilidad de completarlo, una decisión que adoptó el anterior equipo de Gobierno hace años y que se ha cerrado ahora con esta resolución oficial de acuerdo con la empresa adjudicataria, adoptada como “mal menor”.

Una demora que determinó que, en el año 2015, el equipo de gobierno popular renunciara a gran parte del equipamiento y las mejoras del contrato, dejando sin gran parte material básico el edificio y que “justificó” la decisión del PP de renunciar a seguir con la construcción del edificio de Palacio de Exposiciones.

Ahora se abre un proceso que obligará a optar entre la continuidad del proyecto, una opción poco posible dada la falta de disponibilidad presupuestaria, la realización de la obras de consolidación de la estructura de la antigua Azucarera Santa Elvira mediante una nueva licitación o la opción de un proyecto más sencillo. El equipo de gobierno adoptará esta decisión en las próximas semanas tras recabar todos los informes técnicos y económicos pertinentes.

Impactos: 44