La Cultural sigue sin ganar lejos de León. En Las Gaunas, además, sufrió su primera derrota d eeste curso al caer contra una UD Logroñés muy superior, que supo jugar sus cartas y con una intensidad dos puntos por encima de la de los culturalistas se adelantó en los primeros minutos, supo aguantar a la Cultural tras el empate de los leoneses y acabó jugando a placer tras el descanso, con la ventaja amasada justo antes del intermedio ante un equipo leonés al que la entrada en escena de Aitor Fernández y Héctor Rodas no ha impedido que firmara otro partido para olvidar.

No cabía esperar un partido distinto al que se dejó ver en los primeros minutos. La UD Logroñés necesitaba la victoria, pero más urgente que eso para los locales era no perder y ahí plantearon el encuentro, esperando a una Cultural que es letal a la contra, pero sufre más ante rivales cerrados en torno a su área.

Dominaban los de Aira, pero sin crear un peligro real que sí iban a interpretar los riojanos en su primera llegada al área de Leandro. Un saque de esquina que Ander Vitoria cabeceaba a la red. La historia de las demás salidas y del primer partido de liga, la de todos los encuentros salvo el anterior. De nuevo tocaba remontar ante un equipo que con ventaja en el marcador estaba en su salsa.

El gol cambió todo. La Cultural lo acusó y con la confianza de ir en ventaja en el tanteador los de las Gaunas cazaron a la defensa leonesa en dos rápidas contras que no acabaron en gol. Y ese ‘perdón’ de los puntas de la UD Logroñés casi siempre le pasa factura al equipo que no es capaz de noquear a su rival. Y esta vez también ocurrió. Un error de los riojanos en el centro del campo habilitó una jugada rápida de ésas en las que tan bien se manejan los culturalistas, daba un balón franco a Dani Pichín que se fue de dos defensas para forzar al portero local a firmar un paradón que no valió para nada porque el rechace del meta quedaba muerto al borde del área pequeña para que Gudiño hiciera el empate y su segundo tanto con la camiseta de la Cultural.

De nuevo el gol lo cambiaba todo. Ahora los que lo acusaban eran los locales que veían a la Cultural crecer y acercarse con peligro a su área, de nuevo con la velocidad como seña de identidad que casi acaba con la expulsión del portero Miño al no llegar al corte de un balón largo sobre Gudiño, aunque por suerte para los locales el árbitro lo saldó con una tarjeta amarilla.

Y si el gol de la Cultural había llegado cuando mejor estaban los locales, esa fase de mejor juego leonés también se saldó con gol del rival. Un error en la banda derecha culturalista en el centro del campo lo convirtió el equipo local en una contra mortífera que no acertó a marcar Ander Vitoria en primera instancia, pero sí lo consiguió Olaetxea, rematando el rechace con clase, lejos del alcance de Leandro, para llevar el duelo con ventaja de la UD Logroñés al intermedio.

Y todo se pudo poner peor para los leoneses a la vuelta del vestuario porque en la primera jugada un error clamoroso de Aitor Fernández permitió llegar a Olaetxea hasta la línea de fondo dar el ‘ase de la muerte’ que no acabó en gol gracias a la intervención milagrosa de Leandro, que sacó el remate a bocajarro de Ander Vitoria tras .

La Cultural necesitaba algo más para remontar y no lo dejaban ver los de Aira. Les faltaba una velocidad más y cuando llegaban a 30 metros del área rival se estrellaban contra una ordenada defensa del equipo riojano que salía al contraataque con más velocidad aunque sin rozar el gol de la tranquilidad hasta que en el minuto 70 un remate rechazado en la defensa leonesa se estrelló el en el poste de la meta defendida por Leandro.

Los balones divididos eran locales y cada error en el centro del campo de la Cultural se convertía en una contra con peligro. Si, además, la defensa logroñesa no dejaba huecos ni regalaba nada, los de Aira eran incapaces de disparar siquiera sobre la meta de Miño más allá de alguna jugada aislada que acababa con un disparo lejano sin peligro para los riojanos.

Con más velocidad, con más intensidad, con más peligro, el final del encuentro no auguraba nada bueno para la Cultural que todavía encajaría un tercer tanto tras un penalti señalado a Ivan González que anotó Andy para cerrar la historia del encuentro sin que el tanto de Héctor Rodas con el tiempo ya cumplido al saque de un córner regalado por el meta local sirviera más que para estrechar el marcador..

La ficha del partido

3 UD Logroñés: Miño, Iago López, Paredes (Ñoño, m. 87), Caneda, Gorka Pérez, Andy, Olaetxea, Errasti, Ander Vitoria (David, m. 83), Iñaki y Javi Álamo (Rubén Martínez, m. 66).

2 Cultural: Leandro, Aitor Fernández, Iván González, Héctor Rodas, Julen Castañeda (Roberto Carlos Fernández, m. 64), Alfonso Martín (Sergio Benito, m. 54), Sergio Marcos, Luque, Gudiño, Dani Pichin (Menudo, m. 78) y Dioni.

Árbitro: Monter Solans. Amonestó a Miño, Olaetxea, Gorka Pérez y Paredes por los locales; a Héctor Rodas por los leoneses.

Goles: 1-0 (m. 17): Ander Vitoria. 1-1 (m. 35): 2-1 (m. 43): Olaetxea. 3-1 (m. 86): Andy, de penalti. 3-2 (m. 93): Héctor Rodas.

Por César F. Buitrón

Impactos: 23