El Organismo de cuenca mantiene una vigilancia activa en cauces públicos y canales gestionados por el Estado

La Confederación va a remitir un escrito a las comunidades de regantes para que se impliquen en la gestión de esta problemática. La Confederación Hidrográfica del Duero mantiene una vigilancia activa en cauces públicos y canales gestionados por el Estado ante el repunte en las poblaciones de topillo campesino en determinadas comarcas de la comunidad autónoma. El Organismo de cuenca ha intervenido ya en la limpieza de cauces en la provincia de Palencia, estando la guardería fluvial alerta para actuar de forma inmediata ante la posible presencia de estos roedores en infraestructuras pertenecientes al dominio público hidráulico.

En el marco de colaboración entre las distintas administraciones, la CHD propone a la Junta de Castilla y León la elaboración de un protocolo de actuación para la retirada y eliminación de topillos para una correcta gestión de los mismos.

Entre las infraestructuras del Estado, en el Canal de Castilla no se han detectado hasta el momento problemas con las poblaciones de topillos, siendo acequias, sifones y arquetas de infraestructuras gestionadas por regantes las más afectadas. En este sentido, la CHD se va a dirigir por escrito a las comunidades de regantes para que se impliquen en la gestión de esta problemática.

La Confederación Hidrográfica del Duero ha participado esta semana en las reuniones de coordinación entre las distintas administraciones, manteniendo su total disposición a colaborar activamente para atajar este problema de carácter agrícola, medioambiental y sanitario.

Desde el servicio de prevención de CHD se ha hecho llegar a sus trabajadores información sobre la turalemia, recordando la importancia de respetar varias normas de higiene como no tocar animales muertos o enfermos y emplear guantes de goma cuando se capturen, manipulen o retiren estas poblaciones afectada entre otros consejos preventivos.

Impactos: 19