La Vuelta Ciclista de León está ya casi en la rampa de salida y las expectativas no pueden ser mejores. Un menú espectacular de seis etapas –sólo la Vuelta a España tiene más jornadas de competición en el calendario nacional- y una nómina de equipos muy superior a la de ediciones anteriores, al nivel de las mejores de las casi tres décadas de historia de la ronda leonesa.

14 equipos nacionales –los mejores de España- y cuatro representantes del ciclismo mundial darán forma a un pelotón de casi 130 ciclistas que garantizarán espectáculo de principio a fin.

El Lizarte –filial del Movistar- será el enemigo a batir. Están firmando un año estelar y a León vendrán a ratificarlo, aunque no lo tendrán sencillo contra el Froiz, ni contra casi todos los demás equipos, entre los que no faltará la combatividad del Diputación de León-ULB que en esa Vuelta a León comandará Marcos González, que llega en el mejor momento de su carrera.

Y por si los equipos nacionales fueran poco, en la salida estarán los noruegos del Dare, los estadounidenses del Fundación CCD, el Benros de Colombia y el equipo que ha formado la UCI para dar salida a ciclistas jóvenes de países con poca tradición de ciclismo que, por tanto, tenían complicado antes de la asistencia de este equipo asomarse a las competiciones internacionales.

El 20 de julio -12:00 horas- será la presentación oficial de la Vuelta Ciclista a León en el patio del palacio de los Guzmanes, sede de la Diputación Provincial, que sigue siendo el garante de esta ronda leonesa que volverá a poner en escena la empresa lacianiega Kiana Sort, que ya es la que más años ha organizado la Vuelta Ciclista a León. En esa presentación se desvelarán los detalles que todavía no se conocen de la carrera que comenzará el lunes 22 de julio con la crono nocturna en las calles céntricas de Astorga.

Impactos: 36