La escritora argentino-española Clara Obligado (Buenos Aires, 1950) protagoniza la jornada de mañana, miércoles 15 de mayo, de la Feria del Libro de León al participar en la sexta edición de las ‘Jornadas de la Red Internacional de Universidades Lectoras (RIUL) sobre literatura actual’, organizadas por la Universidad de León en colaboración con el Vicerrectorado de Relaciones Institucionales y con la Sociedad de la ULE, el Ayuntamiento de León y la Asociación Cultural de Libreros de León.

La autora, cuyo libro más reciente publicado es La biblioteca del agua (Páginas de Espuma, 2019), donde propone un paseo por el nacimiento y transformación de una gran ciudad levantada sobre el agua, participará en una charla titulada ‘Si pudiera ser un indio: una poética del viaje y del silencio’, a las 19:30 horas. El título se debe a «un relato corto de Kafka que me marcó como escritora. A partir de su lectura, voy a conversar sobre algunos temas que me interesan mucho: la estructura de los relatos, lo más secreto, su ritmo, el valor del silencio, la liviandad, el viaje como forma de conocimiento e incluso pienso hablar un poco de jardinería», explica, «será una ponencia un poco extraña, muy abierta. Que no pretende desentrañar los secretos de la escritura, sino más bien pensar en común, utilizar el texto como disparador de ideas».

«Hace tiempo que me preocupan mucho menos las historias que se cuentan, es decir, los argumentos, que la manera en la que se cuentan», reconoce Obligado, «me interesa cómo la forma de un texto determina el valor de lo que escribimos, cómo dice mucho más que la historia misma». Para la escritora, «historias hay en todas partes, incluso buenas historias. Basta con abrir el periódico y ver el telediario. Lo que nos convierte en escritores es cómo las contamos». La autora, exiliada política de la dictadura militar argentina, piensa que «las ferias del libro estimulan una situación curiosa: alguien que está encerrado durante años en la más estricta soledad, creando sus historias, se encuentra, de pronto, con alguien que lee, también en soledad». Por eso cree que «tanto lectores como escritores nos intimidamos un poco en estos encuentros que tienen, por otro lado, mucho de modestia».


La jornada de mañana contará también con la presentación del libro, a las 19:00 horas, Tonalidades y soliloquios (Editorial Cultural Norte), de César Robles Fernández, un poemario combativo que reúne, desde los primeros versos del autor, cargados de amores adolescentes, hasta sus poemas más actuales en los que desgrana sus inquietudes vitales.

A las ocho y cuarto de la tarde, Carlos Balacera presentará La palabra empeñada (Marciano Sonoro Ediciones), una colección de poemas canallas en los que el autor pone tierra de por medio con su sempiterna imagen de rockero.

FIRMAS EN LA CARPA. A lo largo de la tarde, firmarán en la carpa situada en la plaza de San Marcelo diversos autores. A las 19:00 horas, Ildefonso Rodríguez dedicará ejemplares de Informes y teorías (Eolas Ediciones, 2018), «un libro de narraciones y prosas teóricas sobre poética y sucesos, una prosa de investigación», en palabras del autor.

A las 19:30 horas, María Teresa Páez firmará el libro Mi madre y yo (Editorial Cultural Norte), la historia de una niña y una madre que en los años cincuenta emigran a Madrid para buscar un futuro mejor. A las 20:00 horas, Paz Martínez hará lo propio con En los márgenes del tiempo (Marciano Sonoro Ediciones), un relato existencial en el que reflexiona sobre el paso del tiempo y la necesidad de la palabra. ACTUACIONES. La Feria del Libro contará mañana con dos actuaciones para completar la programación del día. A las 18:30 horas, tendrá lugar La isla invisible, de la compañía Higiénico Papel Teatro, y a las 20:30 actuará la banda de música de Valverde de la Virgen, en el escenario situado en plena plaza de San Marcelo, epicentro del evento literario.

Impactos: 25