La institución provincial cuelga en la galería el retrato del que fuera presidente de la Diputación entre los años 200 y 2007, Javier García Prieto

La Diputación de León ha llevado a cabo esta mañana un homenaje a los miembros de la primera Corporación Democrática de la institución provincial de la actual época constituyente, que hace 40 años tomó posesión en el Salón de Plenos del Palacio de los Guzmanes. “Y hoy, cuatro décadas después, queremos rendir homenaje a aquellos pioneros, a aquel plenario representativo de los pueblos de León que, presidido por Julio César Rodrigo de Santiago, trabajó por la mejora de la calidad de vida de los municipios de menos de 20.000 habitantes hasta el año 1983”, explicó el presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo.  

Así, la corporación provincial agradeció la labor de los treinta diputados de aquella Corporación que hoy han estado representados en el acto por Javier Fernández Costales, Gaspar Alonso, Andrés Domínguez, Cipriano Elías Martínez, Antonio Fernández Calvo, Domingo Rebollo, Gonzalo García Álvarez, Domiciano Cano, María Mercedes Pérez, Natividad Puente, Ángel de Paz y Javier López Valladares. Un reconocimiento que se ha hecho extensivo a todos y cada uno de los más de doscientos diputados que en estos cuarenta años han formado parte de las nueve corporaciones anteriores a la actual.

“Gracias por vuestro compromiso con León, por poner vuestro granito de arena hacia una sociedad más libre, justa e igualitaria, más avanzada y con mayores cotas de bienestar. Entonces, como ahora, formasteis parte de una institución directamente ligada a los ayuntamientos, cercana a los pueblos y sus vecinos. A una administración que admira y respeta a los alcaldes y concejales, porque ellos simbolizan el concepto de altruismo cívico, de constante servicio público”, afirmó Juan Martínez Majo, quien recordó que la ocupación de los diputados, como lo es ahora, se basa atender a los ayuntamientos, especialmente a los más pequeños, al igual que a sus juntas vecinales. “Todos vosotros bien sabéis que es de justicia, sólo por respeto y consideración con los miles de ciudadanos que residen en el medio rural leonés, no despreciar gratuitamente la tarea de atención, cooperación y asistencia que la Diputación realizó en vuestro tiempo y realiza en la actualidad con las entidades menores”.

El presidente de la institución provincial hizo hincapié en que es necesario redefinir la Diputación, ser más eficaces, ágiles, eficientes y ganar en transparencia, pero también es imprescindible cumplir con el principio de subsidiariedad, que dice que la Administración más cercana al ciudadano debe ser la encargada de asumir la competencia y prestar el servicio. “Y entiendo que la cercanía de las diputaciones a los ciudadanos justifica el recibir competencias que hoy asumen desde la distancia otras administraciones, siempre y cuando estén acompañadas de la financiación oportuna. Una idea que ya la expuso hace cuarenta años Rodrigo de Santiago desde esta tribuna en su discurso de investidura”, señaló.

La corporación provincial recordó las primeras palabras del primer presidente constitucional “Las previsiones descentralizadoras que la actual ley otorga a las diputaciones… fueron consecuencia del reconocimiento estricto del fracaso y carencia de resultados del centralismo, y este reconocimiento nos conduce como única alternativa válida a la descentralización… proclamamos la urgente necesidad de definir la Provincia potenciando su autonomía”. Con ellas, el presidente de la Diputación aprovechó para reivindicar la necesidad de saldar la deuda histórica que nuestra Democracia tiene con el poder local, con las diputaciones como herramienta vital para garantizar la solidaridad y desarrollo del medio rural.

“Entonces, al igual que en la actualidad, la Diputación es reconocida por su apoyo a los pequeños pueblos y sus vecinos; esos que se olvidan en los grandes tratados, que nunca aparecen en los programas de actuación que gabinetes y consultorías ponen en la mesa de la gran política. La Diputación, como Ayuntamiento de Ayuntamientos, como herramienta fundamental para llegar a los pequeños municipios y sus vecinos, debe asumir un papel fundamental para revertir el envejecimiento y la despoblación”.

Un problema que, ya denunció Rodrigo de Santiago en su toma de posesión, el 26 de abril de 1979. “En medio del triunfalismo de aquellos planificadores que martillearon el país con tasas de crecimiento y estadísticas explosivas, convendría no olvidar la desertización a que condujeron a buena parte de nuestras regiones y comarcas, donde falta la esperanza, donde los moradores de pueblos y aldeas están condenados a la estrechez de vida de esas zonas, donde nada se ha promovido y se ha condenado a los hombres a morirse como nacieron o desraizarse a si mismos”, dijo De Santiago.

“Los mismos problemas, pero también la misma vocación de servicio por la mejora de nuestro querido León. Y ese es nuestro objetivo hoy, el de haceros llegar nuestra admiración por la senda abierta en la modernización de esta institución, dando pasos para la mejora de las infraestructuras básicas de nuestros pueblos, para la extensión de la asistencia social a los leoneses más necesitados, para hacer de la cultura un bien común en el medio rural”, afirmó Majo, quien concluyó señalando que “sois ejemplo de compromiso sin reservas ni condicionantes, seguro que con menos medios que los actuales, en beneficio de nuestra tierra, única y singular por la que os aseguramos seguimos y seguiremos trabajando día a día, os lo debemos a vosotros, y se lo debemos a las generaciones futuras de leoneses”.

Retrato de Javier García- Prieto

Tras este acto de homenaje, la Diputación de León también ha colgado el retrato del que fuera presidente de la institución provincial entre los años 2003 y 2007. Juan Martínez Majo ha explicado que “hoy hemos rendido homenaje a la primera corporación provincial democrática y, con motivo de esta efeméride, también hemos querido saldar una deuda, y cerrar un capítulo en la historia de esta Institución Provincial, al incorporar a la Galería de Retratos de Presidentes el de Javier García Prieto, obra de Graciela García Zurdo”, explicó. “Yo tuve la oportunidad de trabajar con él durante esos cuatro años, es un amigo, una persona a la que se quiere, se estima, porque desborda cercanía y bondad. Inteligente, sabio y comprometido con su entorno, con León”, afirmó el actual presidente de la Diputación de León durante el acto.

Impactos: 36