Se ha detenido a dos personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública, al cultivar 625 plantas de marihuana en el interior del inmueble en el que residían.

La Guardia Civil ha detenido a dos personas, un hombre y una mujer, con residencia en el municipio de Santa Marina del Rey, como supuestos autores de un delito contra la salud pública por el cultivo de 625 plantas de marihuana en una de las dependencias del inmueble en el que residían, así como otro delito de defraudación de fluido eléctrico, al tener conectada a la red general de suministro la instalación eléctrica destinada al referido cultivo.

Componentes del Puesto de Benavides de Órbigo y otras Unidades adscritas a la Compañía de Astorga, en el marco de la investigación que la Guardia Civil lleva a cabo para detectar este tipo de cultivos, habían obtenido una serie de indicios que apuntaban a que en el interior del citado inmueble se estuviese llevando a cabo este tipo de actividad.

Tras realizar las primeras diligencias y ponerlo en conocimiento del Juzgado de Instrucción de Guardia de los de Astorga, se solicitó el oportuno mandamiento de entrada y registro, que una vez emitido por la autoridad judicial fue llevado a cabo con las formalidades legales, dando el resultado expuesto.

Se han intervenido las 625 plantas de marihuana, que estaban en un estado de desarrollo muy avanzado, próximo a la recolección, así como los medios y aparatos eléctricos, procediendo al desmantelamiento total de la instalación.

Impactos: 35