Debacle en el Bernabéu, los holandeses remontaron el 1-2 de la ida (1-4). Lucas Vázquez y Vinícius, lesionados en la primera parte ante el Ajax.

Uno de los mayores ridículos de la historia del Real Madrid. Así será recordada la eliminación de los blancos, que ceden su corona europea tras dejarse remontar por el Ajax (1-4) en un partido esperpéntico que pone fin a su temporada cuando apenas acaba de arrancar el mes de marzo.

Tiempo habrá para analizar lo sucedido no solo ayer, sino en toda esta semana y en la temporada en general, que acabará con un rotundo fracaso y la sensación de que es el final de ciclo de un equipo que lo ha ganado todo pero que necesita una renovación urgente.

Lo más curioso de lo sucedido ayer es que no empezaron mal los de Solari, que apostó por Lucas y dejó en el banco a Bale y en la grada a Isco. Varane pudo marcar al poco de comenzar, pero su remate de cabeza, solo, se estrelló en el larguero. Fue un espejismo, pues este Madrid se desmorona a la mínima adversidad. Un balón perdido por Kroos, blandito en el medio, fue el inicio de un fugaz contragolpe que Ziyech culminó con clase.

Los nervios afloraron en el equipo blanco, que vislumbraban la sombra de la eliminación, el desastre absoluto. Y apenas unos minutos tardaron los descarados holandeses en poner en segundo tras una maravillosa jugada de Tadic que remató Neres al fondo de la red. Poco más de un cuarto de hora, y el Ajax le había dado la vuelta al marcador ante la indignación del Bernabéu.

Al Madrid no le salía nada, y como a perro flaco todos son pulgas se lesionaron Lucas y Vinícius, que se marchó entre lágrimas. Los dos jugadores más discutidos, Bale y Asensio, saltaron al campo, pero los blancos estaban inmersos en una histeria colectiva que se transformó en un desorden monumental que cerca estuvo el Ajax de aprovechar.

El tanto holandés no llegó, y tampoco el de los blancos, pese a la buena ocasión de Bale. Se encontró con el palo el galés, la diosa fortuna no parecía estar ese día del lado de los madridistas.

Salió con intensidad el equipo blanco de vestuarios, y Asensio rozó el gol. Pero era un espejismo, cada llegada del Ajax era medio gol, y solo era cuestión de tiempo que la eliminatoria quedara finiquitada. Y así fue con un zurdazo a la escuadra de Tadic… aunque con una intriga. El VAR revisó si el balón había salido fuera, pero no vio clara la jugada y no salvó a los de Solari, que necesitaban ya la épica, tres goles.

Lo intentó pese a todo el Madrid sin descanso, con Bale primero y después con Asensio, que por fin acertó a marcar. Quedaban otros dos goles para darle la vuelta a la eliminatoria, pero el Ajax zanjó las ilusiones locales con un golazo de falta de Schone.

Con todo decidido, el partido dejó una jugada que resume la temporada del Madrid, Tres contra el portero, Modric cede a Benzema, y cuando lo tenía todo a favor para marcar, se resbala y cae. El Madrid se despide así de todo hasta la temporada que viene.

RAÚL RIOJA @raulriojazubi

www.20minutos.es

Impactos: 55