OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tras advertir este grupo municipal de las dificultades que traía consigo la aprobación de la nueva Ley de Contratos del Sector Público, debido a la inclusión entre otras, de la obligación de introducir clausulas sociales y medioambientales, la respuesta a nuestra advertencia, fue que estábamos exagerando y que el Ayuntamiento estaba perfectamente preparado para la situación.

Los hechos demuestran otra cosa distinta: A mitad de año, la ejecución presupuestaria era únicamente del 11%, demostrando clamorosamente la incapacidad de sacar los contratos adelante. Ante esta situación se tiró por la vía fácil: Asignar mediante subvención directa lo que debería haber sido contratación pública, dando jugosas cantidades a las asociaciones de empresarios para que remedaran un poco la incompetencia demostrada en la gestión de la Capitalidad Gastronómica; viendo los resultados habrá que preguntarse también si se ha dado un buen uso a los fondos públicos.

Ahora,  se han superado todos los niveles, pasando ya directamente de las contrataciones y permitiendo hacer uso del espacio público a quien les venga en real gana y sin los trámites necesarios, mostrando un grado de torticerismo y falta de respeto por la institución y lo público intolerable, hasta el punto de que reconocen que no hay contratos para las luces navideñas.

El Ayuntamiento de León no es el cortijo particular ni de Antonio Silván ni del Partido Popular en el que puedan hacer y deshacer como les venga en gana, presumiendo falsamente de respeto y cumplimiento de la legalidad, mientras todavía están a la espera de pasar por el juzgado por presunta manipulación de pliegos en el caso Enredadera.

El Espíritu de las Navidades Presentes deberían enseñar a Silván, cual señor Scrooge, el desastre de una pobre iluminación, sin contrato, sumada a la oscuridad que es habitual en los barrios periféricos.

Por tanto, consideramos que se han sobrepasado todos los límites y exigimos la dimisión de Antonio Silván y de cualquier otra persona responsable de esta serie de despropósitos.

Impactos: 18