Constituye un hito importante en la tradición de la Región Leonesa como un organismo político con identidad propia.

El 24 de Agosto de 1937 se proclamó el Consejo Soberano de Asturias y León. En medio de la Guerra Civil (1936-1939), que enfrentó dolorosamente a los españoles en un conflicto que no debe repetirse, Asturias y la Región Leonesa (representada por unos pocos territorios del norte de la provincia de León), recurrieron, en circunstancias excepcionales, al autogobierno.

Una soberanía que forma parte de la identidad del Reino de León desde su fundación. Que hunde sus raíces en los Fueros medievales, en los concejos centenarios de sus pueblos y en los Decreta de 1188 (la primera manifestación de Parlamentarismo en Europa Occidental). Desde el año 911 hasta 1983, siempre ha habido un organismo político con personalidad propia que ha abarcado el País Leonés (Salamanca, Zamora y León). Desde hace 35 años, la larga trayectoria de gobierno propio se ha truncado con la integración en un ente que sólo atiende a los intereses de zonas muy concretas de Castilla. Los resultados de la falta de una autonomía leonesa son evidentes: despoblación, recesión económica, deslocalización industrial.

Es necesaria la devolución de las libertades que ha tenido siempre el pueblo leonés, el cual tiene su identidad propia, sus costumbres, su carácter y su lengua. Una autonomía de la Región Leonesa hará que se tomen decisiones más eficaces porque se conocerán los problemas específicos de nuestras ciudades y comarcas; se defenderá mejor a nuestras empresas y trabajadores porque se conocerán sus necesidades; se preservará mejor el medio ambiente porque amamos a nuestra tierra; y se proyectarán mejores infraestructuras porque se tratarán de resolver nuestras carencias.

Por tanto, la UPL celebra esta efeméride que es un símbolo más de que el Reino de León es una entidad política que permanece en nuestra Historia. Una Historia que puede dar ejemplos de saber compartir y convivir con otros pueblos en España. Un ejemplo más de la tradición que impulsa a nuestro partido a reclamar la libertad y el autogobierno del que siempre gozó nuestra región; y un estímulo para construir una Región Leonesa más próspera y solidaria, donde los ciudadanos puedan hacer realidad sus sueños y ambiciones.

Impactos: 5