Un teleoperador de Perú utilizaba datos de clientes telefónicos  para realizar compras fraudulentas de teléfonos móviles, que  vendía a través de terceras personas, a las que previamente  había captado para su distribución

Las ventas de los terminales telefónicos se realizaban en  distintos portales de internet

Agentes de la Policía Nacional, pertenecientes al Grupo de Delitos Tecnológicos y Económicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría de León, han procedido a la detención de un  individuo como presunto autor de un delito de usurpación del estado civil,  falsedad documental y estafa, tras la venta a través de internet de   teléfonos  móviles.

En la comisaría de Torrente – Valencia se recibió denuncia de un  ciudadano dando cuenta haber recibido un cargo de una operadora de  telefonía por la compra de un teléfono móvil de alta gama, por importe de 696 euros, comprobando que dicho teléfono había sido adquirido  fraudulentamente a su nombre, y señalando que el mismo había sido  entregado en la ciudad de León.

Realizadas oportunas investigaciones se logró identificar a la persona que    introdujo su tarjeta SIM en el teléfono fraudulento, quien manifestó    haberlo comprado en un portal  de  compraventa  en  internet. Identificado   y detenido el vendedor refiere haber sido captado  por un teleoperador  de Perú perteneciente a una conocida operadora de telefonía, teleoperador que realizaba compras fraudulentas de teléfonos a cargo de distintos clientes de la compañía, enviándoselos a otros clientes captados previamente como intermediarios (“mulas”), como en el caso del detenido, quienes serían los  encargados de vender los dispositivos telefónicos por internet a través  de los distintos portales. Parte del dinero obtenido por la venta se enviaba al teleoperador peruano mediante transferencias realizadas a través de empresas de servicios de envío de dinero, quedándose el  intermediario o “mula” con un porcentaje de la venta.  

Tras diversas gestiones se pudo confirmar que el teleoperador peruano había recibido catorce envíos de dinero, resultado de estafas a otras  tantas  víctimas, siendo identificados otros dos intermediarios o “mulas” captadas por el mismo teleoperador.  

El detenido pasó a disposición judicial, y el teléfono móvil recuperado  fue remitido, junto con la documentación que acredita las actividades  fraudulentas referidas, al Juzgado de Instrucción de guardia de esta  capital.

Impactos: 59