El centro, ubicado en la localidad leonesa de Riolago de Babia, acogerá este fin de semana, por cuarto año consecutivo, el encuentro de la Xuntanza d´Alcordeonistas en el que se prevé la participación de cerca de 100 aficionados a este instrumento. Junto al pandero cuadrado, son los instrumentos más reconocidos de las denominadas comarcas patsuezas y ha reinado casi desde su introducción en la provincia, a finales del siglo XIX.

La Casa del Parque de Babia y Luna, gestionada por la Fundación Patrimonio Natural, acogerá durante este fin de semana, durante los días 30 de junio y 1 de julio, el IV encuentro de la Xuntanza d’Alcordeonistas en el que se prevé la participación de un total de 100 acordeonistas procedentes de toda la Comunidad. Estas actividades serán gratuitas y están encaminadas a poner en valor el instrumento más reconocido de las comarcas leonesas de Babia, Luna, Omaña, Laciana y Alto Sil.

Las actividades arrancarán el sábado a las 17.00 horas con un concierto de seis agrupaciones de acordeones, cuatro de ellas procedentes de la provincia leonesa, concretamente de Bembibre, Valverde de la Virgen, Villablino y León; una procedente de Asturias, la Agrupación del Conservatorio del Occidente; y otra de Burgos, la Agrupación Ritmo.

A las 22.00 horas tendrán lugar dos conciertos de grupos folk con acordeón. El primero de ellos es el grupo D´Urria, procedente de Laciana, y el segundo, la Bandina La Púcara, de El Bierzo.

La segunda jornada dará comienzo a las 11.00 horas con un pasacalles y un desfile de bailes y trajes tradicionales por la localidad de Riolago, que terminará a las 14.00 horas. Por la tarde, a las 17.00 horas, será el turno de los acordeonistas más tradicionales, como Aurelio de Villager, Firmo de Quintanilla, Elicio de Cubillas de Arbás, Angel de Lorenzana, y Adelino de Tremor, además del trío Hermanos Alegre & Beltrán y La Triconcertónica, entre otros.

El acordeón, junto al pandero cuadrado, son los instrumentos fetiche de las denominadas comarcas patsuezas de Babia, Luna, Omaña, Laciana y Alto Sil. Mientras en otras comarcas leonesas la interpretación de la gaita, la chifla o la dulzaina ha sido más generalizada, en estas comarcas del noroeste de León el acordeón ha reinado casi desde su introducción en la provincia a finales del siglo XIX. Cualquier etnógrafo que haya realizado trabajo de campo en estas comarcas se ha percatado de la importancia de este instrumento, sobre todo en el baile de más identidad, “el baile del país”.

Impactos: 21