El sentimiento de obligatoriedad y la naturaleza del puesto son los dos principales motivos por los que los españoles no desconectan del trabajo en vacaciones

Solo el 28% de las empresas españolas afirma tener alguna política de desconexión laboral, mientras que al 76% de la población activa española le gustaría que su empresa la aplicara 

Llegan las vacaciones. Es momento de activar el out of office, apagar el ordenador y disfrutar de un merecido descanso. Pero, con frecuencia, el trabajo nos persigue y resulta complicado dejar de lado los mails y las obligaciones diarias, más cuando, hoy en día, contamos con un gran número de herramientas digitales para permanecer conectados.

El 51% de la población activa española declara responder e-mails y atender llamadas de trabajo durante su período de vacaciones o en sus fines de semana. Por nivel laboral, a más responsabilidad en el trabajo, más crece este porcentaje. En concreto, los trabajadores con cargo de empleado están conectados a su trabajo fuera del horario laboral en un 45% de los casos y los mandos intermedios, en un 68%; mientras que, en el caso de los cargos directivos, el 84% afirma atender su correo y su teléfono fuera de la jornada laboral.

Son datos extraídos de una encuesta elaborada por InfoJobs, plataforma de empleo líder en España, a más de mil empresas y a una muestra representativa de 3.000 individuos de la población activa española.

De los encuestados que afirman responder e-mails y atender llamadas en vacaciones o fines de semana, el 36% declara que lo hace porque se siente en la obligación de responder. El segundo motivo es que el puesto de trabajo lo requiere (34% de los encuestados), mientras que un 14% de los encuestados declara que siente la necesidad de estar al día de todo lo que ocurre en el trabajo, aunque esté de vacaciones. Si observamos el caso concreto de los mandos intermedios y directivos, el principal motivo es que su puesto de trabajo lo requiere con un 41% y un 56%, respectivamente.

La gran mayoría de la población activa, a favor de que las empresas apliquen políticas de desconexión digital

En relación con este tema, recientemente se ha propuesto reformar la Ley de Protección de Datos, que incluye un apartado destinado a regular, por primera vez en España, la llamada “Desconexión Digital” o también denominada desconexión laboral. El texto protege el derecho de los empleados a no tener que responder comunicaciones electrónicas fuera de su jornada legal de trabajo, garantizando el respeto a su tiempo de descanso y vacaciones, así como la intimidad personal y familiar. Un derecho que, en otros países, como Francia, ya entró en vigor meses atrás.

Hoy en día, solo el 28% de las empresas encuestadas en España afirma disponer de alguna política de desconexión. Por tamaño de empresa hay diferencias significativas, así, son las pequeñas las que en mayor medida (3 de cada 10) si disponen de políticas de desconexión mientras que en las grandes la proporción es solo de 1 de cada 10.

Sin embargo, preguntada la población activa española su opinión acerca de que la empresa en la que trabaja implantara políticas de desconexión digital, la gran mayoría (76%) se muestra a favor. Aunque se aprecian diferencias de aceptación con relación al nivel laboral: solo el 55% de los directivos, CEOs y consejo de administración están a favor de la existencia de una ley de este tipo.

Respecto al 76% de la población activa española que se muestra a favor de la aplicación de políticas de desconexión digital en las empresas, un 46% considera que estas medidas le permitirían conciliar mejor su vida personal y profesional. Al mismo tiempo, un 30% de la población activa declara que esta política les permitiría desconectar mejor del trabajo, mientras que un 22% afirma que así se reduciría su nivel de estrés.

También existe un 24% que no es favorable a esta medida. Analizados los motivos, el 47% de la población que se muestra en contra de la desconexión laboral declara que la naturaleza de su trabajo le impide una desconexión total fuera del horario laboral. Del mismo modo, un 28% afirma que, debido a su cargo, se siente en la obligación de consultar el mail y atender llamadas, incluso fuera del horario laboral; mientras que el 14% explica que se siente incapaz de no consultar el correo o contestar las llamadas fuera de la jornada laboral.

“Cualquier medida que mejore el clima psicosocial en la empresa y que contribuya la reducción del estrés y a la conciliación, es una buena medida. Aunque también hay que tener en cuenta que quizás no es aplicable a todos los sectores ni a todas las empresas y que puede haber excepciones”, comenta Neus Margalló, Responsable de Estudios de InfoJobs.

Fuente: InfoJobs

Impactos: 19