El grupo parlamentario Podemos CyL defendió ayer en la Comisión de Educación una iniciativa con propuestas muy concretas dirigidas a la mejora de la prueba de acceso universitario (EBAU). Solo el Partido Popular votó en contra de las siguientes medidas que si fueron apoyadas por el resto de los grupos:

  1. Rebajar de manera inmediata los estándares susceptibles de ser preguntados en la evaluación del Bachillerato para el acceso a la Universidad. Recordamos que, en Castilla y León, se ha llegado a preguntar por el máximo permitido por el Ministerio en algunas materias mientras que otras comunidades han rebajado el temario hasta dos tercios.
  2. Diseñar un modelo de EBAU con mayor opcionalidad para el alumnado así como sucede en otras Comunidades Autónomas dado que existen autonomías donde el alumnado puede descartar una pregunta sin que conlleve penalización.
  3. Mantener la actividad de la COEBAU hasta dejar establecidos unos criterios y modelos de examen para la EBAU 2018/19. Es decir, que esta comisión no se disuelva hasta diseñar el modelo y los criterios de la prueba del curso que viene.
  4. Garantizar que las reuniones de armonización entre los diseñadores de la prueba y el profesorado de instituto volverán a tener lugar a principio de curso para que éstos puedan diseñar su programación anual en función de las mismas para evitar que el profesorado sea mal informado a dos meses de acabar el curso como ha sucedido durante dos años consecutivos
  5. Aumentar la representación del profesorado de los I.E.S públicos en la COEBAU. Actualmente 10 de los 18 miembros de la comisión organizadora de la prueba dependen directamente de la Consejería de Educación por lo que las recomendaciones del profesorado son desoídas.
  6. Acordar, en el seno de la conferencia sectorial de educación, criterios de evaluación comunes para todas las CC.AA. Es decir, que pudiendo elegir las autonomías los contenidos preferentes, se evalúe el mismo número de ellos en todas las CC.AA.

El Partido Popular sigue apostando por una prueba única diseñada por el gobierno central. La portavoz de Educación de Podemos, Lorena González, ha señalado en la Comisión que siguen empecinados en una prueba que nunca llegará porque ninguna otra comunidad quiere delegar competencias en el Estado. Esto sólo lo pide el PP de Castilla y León sin el respaldo de ninguna otra autonomía del estado -ni siquiera de las gobernadas por el PP- por lo que no están proponiendo ninguna solución real únicamente mantener el agravio a nuestros estudiantes.

Lorena González ha acusado al Partido Popular de perpetuar la injusticia que, mientras que en otras comunidades, a principio de curso, se seleccionan los contenidos que entran en el examen, se les transmiten al alumnado y se proporciona al profesorado modelos de examen para trabajar en el aula, en CyL entra todo el temario dado y el profesorado no ha sabido cómo se iba a preguntar hasta el momento de la prueba no pudiendo preparar a nuestros jóvenes de cara al examen como se venía haciendo hasta la llegada de la LOMCE. Esto provoca que el alumnado de CyL saque peores resultados y se quede sin plaza en nuestras propias universidades dado que la media de los alumnos/as de las otras comunidades, que sí han podido prepararse, es mayor.

Impactos: 21