El alcalde de León, Antonio Silván, acompañado de los concejales de Juventud, Marta Mejías, y Deportes, José María López Benito, ha recibido a los integrantes del Júpiter Leonés, filial de la Cultural que este año han conseguido el ascenso a Tercera División. Tras cantarles “alirón, alirón, el Júpiter campeón”, el alcalde ha agradecido “el trabajo y el esfuerzo” que la mayoría de las veces da resultado. “es una satisfacción para ellos, pero para la ciudad y para el alcalde es un orgullo, hay cantera para seguir dando triunfos a esta ciudad”. Silván también ha mostrado su convicción de que la Cultural se mantendrá este año en la Segunda División y animó a los leoneses a ‘invadir’ el Reino de León el domingo para trasladar su apoyo al equipo.

El alcalde ha felicitado a todo el equipo del filial de la Cultural, Júpiter Leonés, ascendido a Tercera División este año. Junto a los jugadores, han asistido a la recepción los entrenadores, Ramón González Expósito y Ángel Miguélez Morán, el preparador físico, fisioterapeuta,  y el director general de la Cultural y Deportiva Leonesa, Felipe Llamazares.

El alcalde señaló que el Júpiter ha ascendido “por méritos propios” a lo que ha añadido que nuestra ciudad merece contar con un equipo que tras el trabajo y esfuerzo realizado ha dado sus frutos, lo que demuestra que “hay cantera para seguir dando triunfos a la ciudad”.

“Aúpa Cultural”

Silván está plenamente convencido de que dentro de quince días la ciudad pueda cantar por la permanencia de la Cultural en la División de Plata. A preguntas de los medios de comunicación en el acto de recepción y agradecimiento al filial por el ascenso, Silván cree que el equipo está mentalizado, son profesionales y estoy seguro que el domingo con el Oviedo y el sábado con el Numancia podamos cantar la permanencia.

El alcalde pidió a los leoneses que ‘invadan’ el Reino de León el domingo para animar todos juntos a nuestro equipo. “Aúpa Cultural y que gane, es lo que espero y deseo y estoy convencido de que lo vamos a conseguir”.

“La Cultural es un proyecto de ciudad porque todo añade y este año ha significado actividad económica, ha significado esa unión del equipo con los leoneses y la afición. Llevábamos muchos años esperando este ansiado ascenso y tenemos que trabajar para que se mantenga en la Segunda División. Hay que hacer el sprint final y el resultado será bueno para todos”, concluyó.

El entrenador del filial, Ramón González, ha suscrito esas palabras y también ha señalado respecto a su equipo que era necesario nuestro ascenso, puesto que es bueno no sólo para el club sino también para el resto de equipos de la ciudad y de la provincia. Precisó que “hay cantera” y que está convencido de que de este club pueden salir buenos jugadores profesionales.

Historia del Júpiter

La Cultural y Deportiva Leonesa B nació del equipo denominado Júpiter Leonés, fundado en 1929 y en su origen vestía con camiseta roja o granate (dependiendo de las temporadas) y pantalón negro. Entre 1929 y 1953 era un equipo no federado que disputaba solo torneos locales y partidos amistosos. No tenía un campo como tal, los equipos humildes jugaban en varios sitios. Con la desaparición de la Cultural, en los años de la II República y los difíciles días de la Guerra Civil, el Júpiter pasó a ser el primer equipo de la ciudad de León, superando en esta lucha al otro gran equipo de la ciudad en los años 30, el Deportivo Leonés. En este periodo jugó 117 partidos, donde ganó noventa y ocho, empató siete y perdió solamente doce. Marcó la friolera cantidad de 493 goles y 182 goles en contra. Posiblemente fue la mejor época en juego y goleadas.

Los años 50 fueron muy importantes para el Júpiter ya que en la temporada 52-53 se federó por primera vez jugando torneos oficiales en el equivalente a lo que hoy sería Segunda Provincial. El Júpiter era una mina de jugadores de una excelente calidad y de la zona, lo cual daba cierto prestigio al club a nivel provincial. Esta situación no se le escapó a nuestro presidente, Antonio Amilivia y en 1952 comenzaron los primeros contactos para unir ambos equipos. En 1954 los presidentes de ambos equipos: Antonio Amilivia y Demetrio Villalón (que en los 60 será presidente de la Cultural) firmaron el primer convenio de filiación. Desde entonces el Júpiter pasó a jugar de blanco como la Cultural, llegando a militar en Tercera mientras la Cultu estaba entre la Segunda y la Primera División.

Con el descenso a Tercera de la Cultural en 1958 el convenio se deshizo y durante los años 60 volvieron a ser clubs jurídicamente distintos.

Los años 60 pueden considerarse la “edad de oro” del Júpiter. El club estuvo en Tercera División (una Tercera equivalente a la Segunda B de hoy pero más dura) con una economía fuerte y una buena política de cantera.

Unión definitiva con la Cultural

En los años 60 Cultural y Júpiter estuvieron a la par siendo junto a la Ponferradina los ‘gallitos’ de nuestro grupo de Tercera.

En 1970 con Ángel Panero al frente de la Cultural en Segunda División se retomaron los contactos para reconvertir al Júpiter en filial, condición que tendrá hasta 1974 cuando pase a pertenecer de forma oficial a la estructura del club, pasándose a llamar ‘Cultural Promesas’.

En la temporada 2009/2010 desapareció al haber descendido de la Tercera División y debido a la mala situación económica del club que casi termina en su disolución.

En 2014 fue creado un nuevo equipo vinculado a la Cultural recuperando el nombre primigenio ‘Júpiter Leonés’ que había tenido el anterior, jugando en la Segunda División Provincial Aficionados de León. Queda primero del grupo y asciende a Primera División Provincial Aficionados de León.

Realiza una gran campaña y el 30 de abril de 2016 consigue matemáticamente el ascenso a la Primera División Regional de Castilla y León. A pesar de los esfuerzos el equipo queda tercero, no consiguiendo el ascenso.

El objetivo principal es subir a Tercera División Española, ascenso que se conseguiría en la penúltima jornada tras vencer 1-0 en el Área a la SD Ponferradina B. Regresando al fútbol nacional ocho años después.

Impactos: 21