El Grupo de Mayores (Gruma), adscrito a la Unidad de Familia de la Policía Local de León, ha realizado 1.606 intervenciones en “situaciones anómalas” con personas mayores del municipio, en casos de desamparo o víctimas de hechos delictivos desde su puesta en marcha el 1 de enero de 2017. De estas intervenciones, el Gruma logró ante los juzgados la incapacitación del mayor en tres ocasiones y su traslado a un centro;  y en 19 se realizaron informes a través de Servicios Sociales para lograr la tutela.

El Grupo de Mayores es una unidad transversal, integrada por dos agentes y un oficial, en la que participan otras áreas municipales como la Concejalía de Familia y Servicios Sociales. El concejal de Seguridad y Movilidad, Fernando Salguero, ha presentado esta mañana el balance de las actuaciones del Gruma, junto al responsable de este servicio, el oficial Santiago Llamazares.

Fernando Salguero ha explicado que el Grupo de Mayores inició su andadura en enero del pasado año. Adscrito a la Unidad de la Familia, complementa los otros dos grupos que la conforman, el Grupo de Mujeres (Gamu) y el Grupo de Menores (Paidós). El Gruma es un grupo especializado en intervenciones con mayores, un colectivo que es vulnerable a situaciones delictivas al ser víctima de estafas, timos, extorsiones, agresiones en el ámbito familiar y situación de desamparo social (situaciones de desamparo familiar y síndrome de Diógenes entre otros).

Desde su puesta en marcha por el actual equipo de Gobierno, estos agentes han participado en 1.606 intervenciones, con una media de 6 actuaciones diarias, según ha explicado Llamazares. De estas, 450 identificaciones, 1 intervención con una persona extranjera, 8 incidentes familiares, 13 infracciones penales y/o condiciones antisociales, 13 servicios humanitarios, 300 investigaciones y 821 entrevistas, informaciones o colaboraciones.

En los casos de desamparo, el 62,50% son hombres frente al 37,50% de mujeres. Por barrios, la zona centro de la ciudad registra el mayor número de actuaciones del Gruma, con 1.334 incidencias.

El concejal de Seguridad ha destacado la colaboración de la Policía Local con los Servicios Sociales y con la Fiscalía, una colaboración que va en aumento; ya que el apoyo de la Policía Local es esencial en la atención y prevención de las personas mayores, teniendo en cuenta que el 31% de la población tiene más de 65 años. Además, dentro del Ayuntamiento de León hay otras iniciativas para cuidar de los mayores, como es el convenio con el Teléfono de la Esperanza (que atiende a cien mayores que viven solos) y del área de Salubridad en la atención a síndromes de Diógenes.

Llamazares destacó que el Gruma realiza un seguimiento de los hechos delictivos de los que son víctimas las personas mayores, señalando por otro lado que los casos de desamparo son los más frecuentes. El oficial destacó la importancia de dar a conocer los delitos, avisar y denunciar.

Impactos: 68