A la persona investigada, se le acusa de un presunto delito de maltrato animal.

En la inspección realizada por la Guardia Civil junto con los veterinarios de la Junta de Castilla y León, se localizaron los cadáveres de una vaca y un asno, estando otro en estado agonizante.

La Guardia Civil investiga a un varón de 79 años de edad, como supuesto autor de un delito de maltrato animal por la muerte de animales domésticos.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de que en una explotación ganadera ubicada en la localidad de Villablino, se podían encontrar varios animales muertos, por lo que una patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Villablino y veterinarios oficiales de la Junta de Castilla y León ubicados en esa localidad, se desplazaron hasta el lugar al objeto de realizar una inspección ocular y comprobar su veracidad.

Una vez en la finca, comprueban que efectivamente, se encuentran los cadáveres de dos animales – una vaca y un asno- en estado de descomposición, así como el cuerpo de otro animal en estado agonizante, observándose además, que las condiciones de salubridad del lugar donde se hallan son malas, levantándose acta de todo lo observado.

Además, se verifica la presencia en la propiedad de más ganado en buen estado, por lo que ante la falta de las medidas higiénico-sanitarias necesarias y de alimentación, se hacen gestiones para el cuidado de los mismos.

Finalizada la intervención, y a la espera del informe redactado por los veterinarios de la Junta, se considera que los animales fallecieron a causa de un grave estado de inanición y abandono, lo que pudo provocar su muerte.

Ante estos hechos, se procede a la investigación del propietario de los animales como el supuesto autor de un delito de maltrato animal en la modalidad de comisión por omisión, al no prestar el debido cuidado y atención alimentaria.

El Artículo 337 del Código Penal establece, que los que maltrataren con ensañamiento e injustificadamente a animales domésticos causándole la muerte o provocándoles lesiones que produzcan un grave menoscabo físico serán castigados con la pena de prisión de tres meses a un año e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.

Las diligencias instruidas y el investigado, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Villablino.

Impactos: 78