Para Podemos Castilla y León los datos permiten concluir que en nuestra Comunidad se ha instalado una recuperación regresiva del empleo, ya que se crea poco empleo y de muy baja calidad.

Son unos datos que en apariencia podrían considerarse positivos pero que constituyen un trampantojo y es que el descenso del paro está intrínsecamente ligado a la pérdida de población Castilla y León perdió el último año 20235 habitantes y esa es la causa principal que explica esa minoracion del desempleo. Además hay otro dato especialmente preocupante y es que se cronifica y se hace estructural la brecha laboral que padecen las mujeres en Castilla y León frente a un 43% de desempleo masculino hay un 57% de desempleo femenino, este es un dato intolerable que la Junta de Castilla y León es incapaz de revertir.

Por otro lado también es francamente desazonador el gasto de pérdida de autónomos en el último año 2056 autónomos menos en nuestra comunidad hecho que demuestra la incapacidad del Partido Popular de apoyar y promover a uno de los pilares para nosotros fundamentales en el tejido económico de esta comunidad.

En definitiva son unos datos que se pueden resumir en un trampantojo que oculta detrás de aparentes buenas cifras el drama que parecemos en Castilla y León que se llama despoblacion exilio y precariedad porque también corroboramos como los empleos generados son cada vez más precarios cada vez más temporales, empleos que no permiten desarrollar un proyecto vital digno en nuestra tierra

Impactos: 71