Y explicaciones por la “protección” de su partido a Martínez Maíllo investigado/imputado por el caso CajaEspaña y un proyecto de desarrollo para León.

  1. Rajoy debe ser declarado persona “non grata”, primeramente porque no nos creemos sus excusas en relación a la polémica que generó negando a León el reconocimiento como Cuna del Parlamentarismo. Desde IzAb estamos seguros de que la ignorancia fue buscada para quedar bien con sus anfitriones ingleses y que poco le importaban las consecuencias en esta tierra.

La segunda razón es por el acoso, derribo y liquidación programada que viene desarrollando su partido contra las comarcas de la provincia. Cero inversiones o muy desastrosas, como la variante de Pajares, desmantelamiento del tren convencional y la vía estrecha, segundos peores datos del Estado en materia de actividad económica, asesinato premeditado de las comarcas mineras rompiendo unilateralmente cualquier Plan del Carbón que no incluya la desaparición del mineral autóctono, una despoblación cercana al diagnóstico de muerte cerebral de gran parte de León … Un largo etcétera que define una provincia en proceso de liquidación y empobrecimiento en manos de un partido como el Partido Popular que ni se daría cuenta si León desapareciera del mapa.

La tercera de otras muchas razones es el hecho que presida el primer partido imputado desde la transición. Una organización política convertida en una trama corrupta que controla las instituciones como si fueran suyas. Una circunstancia que en León desmanteló la antigua Caja España. El PP, el PSOE, algunos sindicatos y varios aventureros acabaron con el músculo financiero que sostenía parcialmente el desastre que sufrimos, convirtiendo en un cortijo privado la caja de ahorros de las leonesas y leoneses. En este sentido M. Rajoy debe explicar porqué mantiene en su cargo a un imputado, como es el caso de su Coordinador Nacional del PP, un tal Maíllo, que se ha librado de declarar en la comisión de investigación de las cajas en Las Cortes de CyL.

Aparte de estas y otras muchas razones para declararle persona “non grata” somos conscientes de que la visita no va a suspenderse, pero también sabemos que no servirá para nada más, que para que tanto el alcalde Silván, como el propio presidente del gobierno disfruten de las excelencias de la capitalidad gastronómica de la ciudad, es decir, para que ambos degusten una comida, bebida y tapas a costa del contribuyente.

No esperamos, ni tan siquiera, que M. Rajoy aporte nada nuevo a su disculpa epistolar ante los ciudadanos de León y su compañero de partido, y alcalde de León, sobre su “metedura de pata”, al atribuir a Reino Unido la cuna del parlamentarismo.

Aún así le pedimos que de las explicaciones pertinentes, sobre los cambios legislativos propuestos en materia de pensiones, máxime si tenemos en cuenta que la provincia de León es una provincia envejecida y con gran población pensionista o próxima a la jubilación. Que nos devuelva las inversiones robadas a las comarcas mineras desde 2012 y desarrolle pormenorizadamente que planes tiene para esta provincia. Las consecuencias hasta hoy las conocemos. Por este motivo instamos tanto al alcalde de León, como al presidente de la Diputación a que hagan su trabajo por una vez y provoquen que la visita de Mariano Rajoy a  León se trasforme en un viaje verdaderamente útil, en la que se plasmen propuestas concretas, para que el ejecutivo nacional tome iniciativas que reviertan la situación que él mismo ha provocado en la ciudad y provincia de León.

Impactos: 278