Tras el luctuoso suceso acaecido en la N-120 el pasado jueves, desde Unión del Pueblo Leonés volvemos a insistir en la necesidad de dar una solución al problema con la autopista León-Astorga que se encuentra como siempre, desde su ejecución, sin tráfico, y sin embargo la N-120 tiene un tráfico excesivo.

Desde UPL desde el inicio de la actividad de la autopista  hemos solicitado la supresión del peaje para que permita circular por ella y un uso racional , que nunca debió de ser de peaje. Asimismo hemos criticado con vehemencia la pretensión del consejero de Fomento de la Junta sobre la obligatoriedad de la circulación de transporte pesado con un peaje blando, porque entendemos que es una imposición que perjudica a sus propios negocios y actividad el hecho de obligarles a pagar un peaje aunque sea más bajo, pero pagar por una autopista que debería de ser absolutamente gratuíta resulta coercitivo y discriminatorio. Se trata de una imposición a la que nos oponemos y que consideramos debería ser opcional no obligatorio como ya decíamos  en una PNL presentada en las Cortes, aparte también de afectar a los comercios y hosteleros que se encuentran en la N-120.

Por todo ello, insistimos en la necesidad de agilizar los trámites para que esta autopista revierta a los ciudadanos y en definitiva al uso de todos sin el peaje que se está pagando para poder circular, evitando con ello el problema que ha suscitado lamentablemente el fallecimiento de una persona, precisamente por el intenso tráfico que esta carretera N-120 soporta y cuyo evidente peligro mucho nos tememos no sea el último suceso lamentable.

Impactos: 40