En la cima de la cumbre del Monte Kelimutu, hay tres lagos de cráter en tres colores diferentes, y esos colores cambian todo el tiempo. Es el único lugar del mundo donde existe esta asombrosa “variación”

El extraño fenómeno de la naturaleza que se produce en el monte Kelimutu

El primer lago se llama Tiwu Ata Mbupu (lago de las almas de los antepasados), el segundo se llama Tiwu Nuwa Muri Koo Fai (lago de las almas de los jóvenes) y el tercero se llama Tiwu Ata Polo (lago de espíritus malignos). El primer y segundo lago están situados muy juntos, mientras que el tercer lago está a unos 1,5 km al oeste.

Los lagos Kelimutu son impredecibles en cuanto a cuándo y en qué color se transformarán. Algunas veces, los colores son azul, verde y negro, y otras veces cambian a blanco, rojo y azul. La última vez que un viajero los vio, uno era marrón oscuro, como un estanque de chocolate. Anteriormente, el lago este era rojo y el lago medio era azul.

Mientras que otros lagos de colores a menudo obtienen sus matices de ciertas especies de bacterias, los lagos de Kelimutu son un poco más misteriosos, especialmente porque sus colores cambian con tanta frecuencia. La gente cree que ciertos minerales en el agua pueden interactuar con el gas volcánico para crear los tonos mercuriales, pero es difícil saberlo con certeza.

Como los lagos cambien su tonalidad con mucha frecuencia, los turistas nunca pueden estar seguros de qué color serán los lagos cuando lo visiten. Sin lugar a dudas, el Monte Kelimutu con sus lagos de cráter tricolores es el fenómeno natural más sorprendente que ofrece la Isla de Flores.

Fuente: planetacurioso.com / Ambientum

Impactos: 52