El Consejo de Gobierno ha autorizado a la Consejería de Cultura y Turismo la concesión de una subvención de 80.000 euros al Ayuntamiento de León para financiar el proyecto de adecuación del tramo de la Muralla de León ‘Era del Moro’.

Los inmuebles denominados ‘Era del Moro’ y Muralla romana en el tramo del Lienzo Norte colindante con la ‘Era del Moro’, en León, poseen un uso como espacio libre público y como muralla de la ciudad, debiendo convertirse en una zona peatonal y espacio de relación para habitantes y visitantes de la ciudad, que permita el disfrute y conocimiento de la Muralla. Ambos se encuentran afectados por una triple declaración de Bien de Interés Cultural.

En este sentido, la subvención que ahora se concede se enmarca dentro de los objetivos de la Consejería de Cultura y Turismo, respecto a la colaboración con diversas entidades para la realización de actuaciones encaminadas a la protección, conservación y mantenimiento del patrimonio cultural de la Comunidad.

La Muralla de León, de origen romano, constituye el monumento de mayores dimensiones y uno de los principales generadores de turismo de la ciudad de León. Actualmente se encuentra en estado de deterioro con desprendimientos de sus fábricas en esta zona, así como de disgregación en sus rellenos con gran cantidad de agua acumulada que provoca empujes, con problemas en la correcta evacuación del agua del adarve, o de impermeabilización del plano superior de los pretiles, por lo que con el fin de evitar nuevos desprendimientos de materiales constructivos de la Muralla sobre la ‘Era del Moro’, se hace necesario consolidar y reconstruir los tramos de lienzo que ya han sufrido desprendimientos así como consolidar los que se encuentran en situación actual de riesgo. Por otro lado, la ‘Era del Moro’ se encuentra actualmente cerrada al uso público.

Con la realización de las actuaciones objeto de esta subvención se pretende llevar a cabo, no solo la conservación del bien en sí mismo, sino una revalorización y rehabilitación del conjunto urbano para convertir un rincón de la ciudad, que hoy está oculto, en un elemento singular en la configuración e identidad del entorno urbano histórico de la Muralla romana y del pasado de la ciudad de León. Ello supone, por tanto, la regeneración de un fragmento de la ciudad consolidado que pertenece a un conjunto histórico declarado Bien de Interés Cultural.

Estos espacios constituyen piezas singulares del sistema urbano con un alto potencial y valor paisajístico, no solo para el residente, sino también para los visitantes de la ciudad y los agentes relacionados con la actividad económica, turística y comercial.

Esta regeneración urbana incluye una mejora en el conjunto monumental edificado así como una mejora en la calidad de vida a través de la creación de espacios públicos de calidad, y el fomento de las actividades sociales y económicas, lo que posibilita un desarrollo armónico en el centro histórico. Al mismo tiempo, se promueve un turismo responsable, capaz de poner en valor el patrimonio urbanizado y edificado, desde la perspectiva de la sostenibilidad ambiental.

Impactos: 5