La Consejería de Sanidad y la Asociación Española contra el Cáncer en Castilla y León firman un convenio por el que se establece el marco de cooperación para el desarrollo de las acciones de apoyo, coordinadas y complementarias a la asistencia sanitaria, que presta la A.E.C.C. a los pacientes con cáncer y sus familias en la Comunidad.

La Junta de Castilla y León y la Asociación Española contra el Cáncer en Castilla y León firman hoy un convenio de colaboración por el que se establecen las condiciones y los compromisos que rigen la subvención directa que la Gerencia Regional de Salud aporta a la A.E.C.C.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, y el presidente castellano y leonés de la Asociación, Serafín de Abajo, en representación de las entidades provinciales de la A.E.C.C., son los encargados de la rúbrica de este acuerdo referido a las acciones de apoyo, coordinadas y complementarias a la asistencia sanitaria que presta Sacyl, que la entidad social lleva a cabo en favor de los pacientes oncológicos y sus familiares en la Comunidad.

Este acuerdo se enmarca entre los principios rectores del sistema sanitario público de Castilla y León referidos a la humanización de la asistencia sanitaria y a la atención personalizada al paciente, la mejora continua de la calidad y de la seguridad de los servicios y en las actuaciones y la participación de trabajadores y de asociaciones de usuarios, pacientes y familiares; en este sentido, Sanidad apoya el establecimiento de medidas de fomento, apoyo y cooperación con entidades que, como sucede en el caso de la Asociación Española contra el Cáncer, desarrollan iniciativas relacionadas con esos principios rectores.

Esta colaboración, de forma más concreta en este caso, también avanza en otros ámbitos relacionados con la prevención y la detección precoz del cáncer y la consolidación de los programas de diagnóstico; en proporcionar una atención sanitaria integrada e integral a los enfermos oncológicos con el fin de mejorar su calidad de vida, atendiendo de forma adecuada las secuelas físicas de los tratamientos; en la organización de la atención psicológica de pacientes y familiares; en la extensión de los procedimientos para el seguimiento de los pacientes supervivientes a largo plazo que, afortunadamente, son cada vez más; y en la mejora de los sistema de información y la potenciación de la investigación oncológica.

La Junta de Castilla y León es consciente de la labor que la A.E.C.C. desarrolla en la lucha contra las enfermedades oncológicas en sus diversas y complejas manifestaciones y en la atención social a pacientes y sus familiares, intervenciones que complementan la asistencia sanitaria prestada por Sacyl.

Sanidad considera necesario establecer, mediante este convenio, el marco de colaboración con la Asociación Española contra el Cáncer en Castilla y León, conducente a instrumentalizar la acción coordinada y complementaria en la atención integral de los enfermos oncológicos y de sus familiares.

Para este fin, la Administración autonómica castellana y leonesa aporta a la A.E.C.C. una subvención directa de 175.758 euros dirigida al desarrollo de las actividades que lleva a cabo la entidad social, actividades entre las que destaca la prestación de asistencia psicológica a los enfermos de cáncer terminales y a sus familias, al objeto de que todos ellos mantengan la mejor calidad de vida posible hasta el momento de su fallecimiento.

La Gerencia Regional de Salud colabora en la financiación de esta asistencia psicológica por parte de la Asociación Española contra el Cáncer, que se plasma en la participación, dentro de los equipos de soporte domiciliario de cuidados de Sacyl, de un psicólogo clínico o psico-oncólogo en cada área de salud con formación y experiencia en la atención a pacientes terminales.

Otro de los aspectos más señalados del acuerdo se fija en la especial consideración a la situación de los pacientes oncológicos y de sus familiares que precisan trasladarse para recibir tratamientos a otra ciudad diferente de la suya.

Por ello, la Consejería de Sanidad contribuye al mantenimiento de los pisos de acogida que la Asociación tiene habilitados en Burgos, Salamanca y Valladolid y también, de forma más singular, se tiene en cuenta las especiales necesidades de alojamiento para personas sometidas a tratamientos radioterapéuticos durante los días inicial y final de cada ciclo, en los que la duración de los desplazamiento hasta el punto de origen aconseje permanecer en lugar donde se aplica la radioterapia.

Para atener estas situaciones, las respectivas gerencias territoriales de Sacyl, responsables de la autorización de esos alojamientos, remitirán a las distintas organizaciones provinciales de la A.E.C.C. las solicitudes con el fin de que éstas gestionen la modalidad del servicio de hospedaje a facilitar a cada paciente y su acompañante, abarcando en todo caso, los días inicial y final de los tratamientos de radioterapia, con independencia de que el ciclo se articule en días alternos.

Impactos: 51