James Rodríguez se despidió del Bernabéu. El colombiano fue sustituido por Casemiro y ya nada fue normal. Los gestos, el pasillo lento mirando a un lado y a otro del estadio. James no estaba diciendo ‘hasta luego’, estaba diciendo adiós. 

Isco y Asensio le han comido la tostada, le han pasado por la derecha y sin intermitencia. James mismo, frenó la salida el verano pasado. Quería triunfar en el Real Madrid y recuperar el nivel del primer año, eso le dijo a Zidane, no lo ha conseguido. Su marcha es casi un hecho, se ha quedado sin sitio, sin el sitio que él cree que merece.

James se despide del Bernabéu//Jeiser White

El protagonismo del cucuteño se ha disuelto como un azucarillo en el café, sabiendo que ese terrón cuadrado de azúcar, jamás volvería a su forma original. El tiempo se acaba, la temporada se cierra y ya no hay vuelta atrás. Solamente queda esperar.

Las elecciones a la presidencia es otro de los puntos clave de todo esto. El Real Madrid incorporará otro de los llamados galácticos y para ello, venderán. James sigue teniendo el valor de mercado muy alto, por lo que con todo lo contado anteriormente, es el primero en la lista. 

Juan Lorenzana Prieto @juanlp91

Fotografías: Jeiser White @JeiserWhite

Impactos: 109