Transmitimos los discursos de los alcaldes de León y Baeza en el acto de hermanamiento de ambas ciudades:

 

DISCURSO DE LA ALCALDESA DE BAEZA

Alcalde de León

Abad de la Real e Imperial Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro.

(saludos en función del  resto de autoridades)

Amigas y Amigos.

Me siento profundamente complacida en el día de hoy. La firma de este acuerdo significa la consolidación de unos lazos que nos unen espiritual y culturalmente. El hermanamiento con León se acordó por unanimidad del pleno municipal de la Corporación Municipal de Baeza del 3 abril de 2017. Con anterioridad a esa fecha, ambas ciudades han trabajado para sellar de manera oficial una relación que había comenzado mucho antes.

En los últimos meses el Abad Hermenegildo López nos ha transmitido la intención de materializar este acuerdo de cooperación y asociación que por fin se produce en esta fecha tan especial y enmarcada en la tradicional fiesta de “Las cabezadas”,

Un vínculo se ha acrecentado en los últimos años, hasta el punto de que, nueve baezanos son miembros de la Muy Ilustre, Real e Imperial Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro (Pendón de Baeza).

Se trata de ocho caballeros: José Ignacio Arredondo Garrido, Fernando Viedma Puche, Fernando Viedma Montoro, José María Ponce Pérez, Eutimio Tercero Mora, Francisco Tercero Mora, Ignacio Viedma Montoro y Eutimio Tercero Fernández, y una dama, Josefa Inés Montoro Cruz a los que este año se unirá el Ex Alcalde de Baeza Leocadio Marín que será nombrado Ilustre Caballero Cofrade de Honor.

Como todos ustedes saben, el vínculo con Baeza, no es nuevo, se remonta a 1147 y para entenderlo es necesario recordar una de esas leyendas que abundan sobre los tiempos de la Reconquista. La mitológica historia cuenta que en el Siglo XII las tropas del Monarca Leones Alfonso VII “El Emperador” avanzaban hacia Almería, cuando encontraron una fuerte resistencia en Baeza, por entonces una plaza fuerte de la España Musulmana, tanto que a punto estuvo el Rey de tirar la toalla en su intento por doblegar a los moros baezanos y es ahora donde nace la leyenda, San Isidoro hace acto de presencia y ayuda a la victoria del Alfonso VII a su entrada triunfal en Baeza un 25 de Julio,

Festividad de Santiago, por eso la bandera aparece el Santo Ilustrado de Sevilla a Caballo, blandiendo una espada y una nube de la que sale una mano con su sable.

Sangre Leonesa corre por las venas de las familias baezanas desde los siglos medievales, lazos que clamaban por un hermanamiento entre nuestras dos ciudades, por lo que como suele decirse, nobleza obliga.

Son tantas las cosas que nos unen e identifican a nuestras ciudades… aunque no he podido encontrar mejor frase para resumir esta particular simbiosis que la utilizada por el Alcalde de León, Antonio Silván “León ciudad histórica, ciudad de tradiciones” términos que suscribo e identifican de igual manera a mi ciudad, Baeza ciudad histórica, ciudad de tradiciones, tradiciones que las vecinas y vecinos de Baeza, han sabido mantener  y cuidar en el transcurrir de la noche de los tiempos hasta hoy, manteniendo, conservando y recuperando esas tradiciones, que un día nos hicieron grandes y que como he dicho en alguna ocasión, este pasado será pilar fundamental para sustentar y garantizar  nuestro futuro.

Baeza, es una ciudad abierta y tolerante, en la que la igualdad y el respeto a la identidad de género se ha convertido en uno de los núcleos de nuestra acción de gobierno, al igual que la Imperial Cofradía del Pendón de Baeza, la primera cofradía militar de la península que en el lejano año de 1231 comenzaba su andadura permitiendo también un hecho, inédito y desconcertante para aquella  época y aceptar a las mujeres dentro de su congragación, un motivo más que añadir a los muchos que nos unen y nos facilitan poder trabajar juntos.

Por esta y muchas cosas más, quiero, en este acto, comprometerme, en nombre de la corporación y de las vecinas y vecinos de Baeza en que este hermanamiento no quede en un simple y formal protocolo, y que, a partir de ahora, juntos trabajaremos en idear y preparar actividades interesantes para León y Baeza con las que apoyar y estimular las relaciones entre las dos ciudades y sus habitantes.

En este sentido, no puedo evitar trasladar una reflexión, en el escenario de este 2017, en pleno siglo XXI, hermanamiento como este, el trabajar de forma conjunta con ciudades como León, nos permite iniciar de un lado líneas de hermanamiento social y cultural, pero también, porque no,

explorar, diseñar y tratar de poner en marcha, alguna línea de trabajo en materia turística que pudiera de alguna forma entrelazar la historia de nuestras dos ciudades y que como decía anteriormente “Nuestro Pasado sea garantía de nuestro Futuro” y contribuir también a fortalecer el motor económico del turismo, que cada día cobra más importancia y presencia en nuestra economía, que junto a lo anterior, servirá para que el espíritu de universalidad y solidaridad de León y Baeza se engrandezca con este hermanamiento, abriendo una nueva puerta a la concordia y al conocimiento de nuestras  dos ciudades y cuyo reconocimiento ya está patente en el reconocimiento mutuo en nuestras ciudades. En Baeza tenemos una calle bajo el nombre de “Reino de León y en León otra con el nombre de Pendón de Baeza. 

Queremos estrechar vuestra mano, amigos de León, para abrazarnos en una familiaridad que nació hace muchos años, y que debemos sobre todo al empeño y tesón de nuestro querido Hermenegildo López.   Gracias a él, este acto que hoy celebramos tiene un significado que va más allá de lo habitual.

Las relaciones de amistad y cooperación que hoy asumimos son ya un proyecto compartido. Se trata ahora de renovar esa ilusión y continuar fomentando el intercambio de experiencias y compromisos en cualquier campo, como decía antes, que pueda contribuir a mejorar la calidad de vida y al desarrollo socio-cultural de nuestros ciudadanos y ciudadanas; y que también puede ayudarnos a buscar oportunidades para compartir experiencias que nos sean útiles a ambos.

Hermanarnos con León, renueva pues los lazos de amistad, unión y agradecimiento de dos ciudades unidas, en aquel lejano 1147 por la historia y la tradición.

Gracias por la calurosa bienvenida que nos han brindado y por la hospitalidad que nos están dispensando estos días.

Muchas gracias.

 

DISCURSO DEL ALCALDE DE LEÓN

        Alcaldesa de la ciudad de Baeza, María Dolores Marín

        Abad de la Muy Ilustre, Real e Imperial Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro, Hermenegildo López,

        Miembros de las corporaciones municipales de las ciudades de Baeza y de León,

        Autoridades civiles, militares y religiosas,

        Quiero dirigir mis primeras palabras a la alcaldesa y miembros de la corporación de la ciudad de Baeza y quiero que estas primeras palabras para los representantes de la ciudad, de la que desde hoy oficialmente somos hermanos, sean de bienvenida fraternal.

        Alcaldesa,

        Concejales de la corporación municipal de Baeza,

        Bienvenidos a León, Urbe Regia y Capital Imperial, desde hoy, vuestra ciudad hermana.

        Hoy, mediante este solemne acto de hermanamiento, formalizamos e institucionalizamos una realidad que comenzó en el lejano año de 1147. Una relación fraternal de casi 9 siglos entre las ciudades de Baeza y de León.

        Hablo de relación fraternal porque hablo de una relación histórica. Un rey leonés e `Imperator Totius Hispaniae´, Alfonso VII de León, tomó la ciudad de Baeza para la cristiandad un 25 de julio de 1147, marcando uno de los hitos destacados de la Reconquista por la relevancia de esta plaza.

        Hablo de relación fraternal porque hablo de una relación cultural y patrimonial que se puede observar en hechos reseñables como la primera advocación de la catedral baezana a San Isidoro o su extraordinario conjunto monumental románico en semejanza a la que se considera `Capilla Sixtina del Románico´, la Real Colegiata Basílica de San Isidoro.

        Pero, sobre todo, hablo de relación fraternal porque hablo de una relación pasada y presente entre las gentes de ambas ciudades, reflejada en la presencia secular de leoneses en Baeza y de baezanos en León.

        Una presencia que ha llegado a nuestros días incluso en nuestros respectivos callejeros. Cientos de leoneses transitan a diario por la calle Pendón de Baeza y la réplica del Pendón allí situada y cientos de baezanos hacen lo propio por la avenida Reino de León de nuestra ciudad hermana.

        Este acto de hermanamiento que hoy formalizamos en presencia del Milagroso e Invicto Pendón de Baeza tiene como principal motivación el fomento del mutuo conocimiento, el intercambio de lazos culturales y la intensificación de relaciones comerciales.

        En definitiva, la unión de dos ciudades distanciadas geográficamente, pero muy cercanas en todo lo demás.

        Se trata de poner en valor lo que nos une por encima de lo que nos diferencia y que lo que nos diferencia sea motivo de orgullo común.

        La interrelación de una sociedad y el intercambio cultural y de conocimiento que ello provoca son aspectos fundamentales para el desarrollo de la misma.

        Una sociedad envuelta en sí misma se acaba convirtiendo en una sociedad atrasada y pobre en lo económico, en lo cultural y en lo social.

        León, los leoneses, siempre hemos considerado que nuestro legado histórico, nuestra cultura y nuestro patrimonio son tan motivo de orgullo para quienes somos de aquí como patrimonio universal de todas las personas.

        Por tanto, y a modo de reflexión, este acto de hermanamiento es un acto, sí, que redundará en beneficio de baezanos y leoneses, pero también es una contribución que nuestras dos ciudades brindan en pro de la unión y fraternidad entre gentes de distintos orígenes.

        Comencé mi intervención con una bienvenida fraternal y quiero afrontar la parte final de mi intervención con un sentido agradecimiento.

        Gracias a la Muy Ilustre, Real e Imperial Cofradía del Milagroso Pendón de San Isidoro por su iniciativa, sin la cual hoy no estaríamos aquí. Hoy sumáis un nuevo reglón a vuestra extensa hoja de servicios a la ciudad y a San Isidoro habiendo auspiciado este hermanamiento entre Baeza y León, las dos ciudades que vivieron el hecho histórico que motivó vuestro nacimiento en 1147 y a las que desde entonces estáis ligados.

        Querida alcaldesa de Baeza, queridos leoneses, para concluir quiero expresar mi esperanza en que desde hoy profundicemos en nuestros lazos históricos, culturales y comerciales y que este hermanamiento sea de máxima utilidad para nuestras respectivos vecinos, para las personas, que son la principal motivación de nuestra acción municipal.

        Muchas gracias

Impactos: 53