La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de León denuncia que una enfermera del centro de salud del La Bañeza ha tenido que desplazarse a pie a su consultorio de Soto de la Vega (a 5 kilómetros), para realizar su actividad asistencial, debido a que la Gerencia de Atención Primaria de León se ha negado a poner un medio de transporte, porque el vehículo propio de la profesional se había averiado.

La respuesta de la Gerencia ha sido que no había vehículo disponible, lamenta CSIF, que vuelve a reclamar a la Junta la urgencia de resolver el problema de los traslados de los profesionales sanitarios, muy especialmente en el medio rural, que se están realizando con coches propios, contrariamente a lo que algunos fallos judiciales han sentenciado.

El incidente ha ocurrido este martes 14 y CSIF remarca que este problema del transporte que sufren los profesionales de sanidad, que prestan servicio todos días en los diversos centros de salud y consultorios de toda Castilla y León, “se repiten con mucha frecuencia, porque son múltiples las causas que pueden impedir el uso del vehículo particular”, ha señalado el delegado de CSIF Juan Antolín.

Ha detallado que la respuesta de la Gerencia ha sido que no podía autorizar la utilización del vehículo del centro de salud de La Bañeza, para que la enfermera afectada pudiera ir a los consultorios. De 10:00 a 15:00 horas el uso del coche es de los veterinarios; de 15:00 a 8:00 del servicio de Urgencias; y de 8:00 a 10:00 a enfermería para atenciones periféricas, que es lo que marca la norma.

CSIF recuerda que hay profesionales sanitarios, enfermeras o médicos, que pueden recorrer unos 1.500 kilómetros al mes con su coche en desplazamientos, en su zona básica, es decir por atenciones desde su puesto de trabajo. “Un kilometraje desproporcionado, porque cuantos más kilómetros se hacen más dinero pierde el profesional sanitario, por el desgaste de su coche, que no compensa el pago que el Sacyl da por kilómetro”, recalca el sindicato independiente.

Para CSIF, la Gerencia Regional de Salud “debe dar una solución urgente, a la problemática surgida en estos casos, puesto que los profesionales no pueden realizar caminatas de kilómetros para pasar consulta a los usuarios del sistema de salud. No pueden dedicar su jornada laboral solamente a desplazarse, en detrimento de la actividad asistencial”.

Pero esa solución, remarca CSIF, “no puede pasar por la obligación y la imposición, por ley, de que los profesionales sanitarios tengan que utilizar sus vehículos particulares, como recientemente ha intentado la Junta en las Cortes, iniciativa que ha sido paralizada gracias a la presión sindical y los demás grupos políticos”.

Impactos: 32