En relación con la polémica suscitada sobre las obras del Palacio de Congresos de León, desde UPL se exige al Ayuntamiento de León que se deje de buscar paños calientes y justificaciones para cercenar el proyecto de esta obra que está llamada, en su concepción inicial, a ser la obra emblemática que puede servir de apoyo a la dinamización no solo de la ciudad de León sino de toda la provincia.

Después de las ingentes cantidades que han supuesto las obras hasta la fecha debe de acometerse la finalización de las mismas, una vez finalice la obra del Palacio de Exposiciones, para continuar con la obra del Palacio de Congresos, si no queremos que al final lo gastado haya sido una auténtica dilapidación de cuantiosos fondos públicos, por lo que el Ayuntamiento de León como adalid de esta obra debe de exigir también a la Junta de C. y León, así como al gobierno de la Nación, que ambas instituciones públicas, autonómica y estatal contemple en sus presupuestos las partidas económicas oportunas y adecuadas para cubrir el posible desfase presupuestario así como para poder acometer el resto de las obras en los plazos más breves posibles.

En los presupuestos municipales del Ayuntamiento de León presentados por el Partido Popular y Ciudadanos se contempla una partida por un importe de 10.144.238,50 euros que resultaría totalmente carente de sentido si ello no va aparejado de las correspondientes contribuciones en los presupuestos de la Junta y Estado, para lo que se insta al alcalde de León a que realice las gestiones oportunas ante el Consejero de Fomento y el Ministro competente para que no se “olviden” las partidas presupuestarias que, como decimos, puedan permitir la reanudación y posterior finalización de esta obra.

Impactos: 8