Ramos evita la sorpresa del Málaga en el Bernabéu. Los visitantes ofrecieron una gran imagen y pudieron haber sacado algo más

El encuentro comenzó vibrante. El Real Madrid llegó más en los primeros compases. Karim y Cristiano, este en un mano a mano, tuvieron las más claras. Pero en el mejor momento local, el Málaga despertó de su letargo. Primero fue Fornals quien envió un balón envenenado al palo. Acto seguido, Chory Castro y el mismo Pablo, obligaron a intervenir a Keylor. El encuentro se igualó en el medio y el Málaga comenzó a buscar las cosquillas a un dubitativo Real Madrid. El el mejor momento visitante, apareció el de siempre, Sergio Ramos, con un testarazo imparable para Kameni. Esto dejó tocado al Málaga que lo pagó caro antes del descanso. De nuevo Ramos, esta vez con el pie, marcaba, aunque en clamoroso fuera de juego que el asistente no vio. 

Inició la segunda mitad instalada en el tedio. El Madrid no aceleraba y el Málaga no era capaz de meter la quinta marcha para sorprender. En el momento aceleró, bingo. Juankar la hizo solito para que Juanpi definiera para acortar distancias. El venezolano metía a su equipo en el encuentro. En la siguiente jugada, Chory Castro tuvo la igualada, pero esta vez apareció Keylor Navas. El Bernabéu comenzaba a impacientarse. Kameni revivió la moral de los locales. El balón se le coló entre las piernas y, tras evitar el mismo que entrara, Cristiano pudo liquidar. Un minuto después, Isco hizo arte, se la puso a Cristiano para fusilar, pero el palo evitó el tercero. El partido murió con inseguridad local y con imprecisión visitante.

El Real Madrid retornó a la senda del triunfo tras dos derrotas consecutivas. Enfrente, un rival valiente que mejoró su imagen y creyó que podía sacar algo del Bernabéu. El Málaga tuteo al Madrid aunque sin premio. 

Juan Lorenzana Prieto @juanlp91

Fotografías: Jeiser Javier Blanco @JeiserBlanco

 

Impactos: 5