El empleo es la única forma de mantener la población en la provincia de León. Sin empleo la gente joven y adulta se va, porque “sin empleo no hay futuro”. El empleo público es uno de los motores fundamentales de activación económica para cubrir las necesidades básicas de la población y de creación de nuevos sectores económicos y de desarrollo de una provincia.

Con la normativa impuesta del PP de la “tasa de reposición”, se está sustituyendo el empleo público estable, por empleos temporales de medio año, que siguen precarizando el futuro de nuestra provincia haciéndolo inviable.

La Coordinadora Provincial de IU de León, Eloina Terrón, denuncia las “consecuencias de la pérdida de empleo público en la provincia de león. Lo cual, unido a la pérdida de empleo en uno de los sectores más importantes de la provincia como era el sector minero, está dejando esta provincia como un erial”.

Terrón explica que “desde que el Gobierno del PP comenzó a aplicar la tasa de reposición cero en 2012, para cumplir con sus autoimpuestos criterios de lo que denominan “estabilidad presupuestaria”, el número de empleados que desarrollan los servicios públicos al servicio de toda la población a nivel estatal ha caído un 6,06%”.

A esto hay que añadir la pérdida de empleo en las Administraciones Locales en nuestra provincia, puesto que, como analiza la Coordinadora Provincial, “por la normativa impuesta por el PP o por los planes de ajuste a los que ha obligado el PP en los Ayuntamientos a acogerse, no han podido crear empleo público para mantener la atención de los servicios municipales con garantías y calidad, siendo sustituido por trabajos temporales y precarios”.

Esta situación de falta de un sector público fuerte que genere futuro para nuestra provincia, tirando también de los sectores económicos de pequeñas y medianas empresas que acompañen un impulso de reactivación económica, está provocando, afirma Terrón, “una pérdida de población alarmante en la provincia de León, pues sin empleo no hay futuro”. En los seis primeros meses del año el Instituto Nacional de Estadística refleja que la provincia de León pierde nueve habitantes al día.

La tasa de reposición implica no sustituir ningún empleo público que quede vacante por jubilación, excedencia, o cualquier otro motivo, aplicando así una tasa cero de reposición de efectivos, de modo que cada puesto de empleo que garantiza un servicio público (en educación, sanidad, servicios sociales, etc.) es amortizado sistemáticamente y deja de ser desempeñado.

 Sin empleo, sin futuro y con esas previsiones negras que el INE prevé para esta provincia, León podría sufrir un descalabro en 15 años, al perder un 12% de población.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) prevé que la provincia pierda casi 60.000 habitantes al ritmo de las tendencias demográficas actuales, convirtiéndose en la tercera provincia del noroeste que más pierde, sólo superada por Zamora y Orense.

Para la coordinadora provincial de IU, es indignante que “se destruya empleo público de forma deliberada con la tasa de reposición, empleo con derechos que garantiza los servicios públicos a los que deberían ir destinados nuestros impuestos públicos, mientras se sustituye ese empleo estable y con derechos, en esas mismas administraciones, con empleo temporal y precario de seis meses, o con jornadas parciales”.

Impactos: 28