Santos quiere conocer el grado de implicación de la Junta en la conservación del patrimonio cultural del municipio de Riello

El Procurador de UPL, Luis Mariano Santos Reyero, ha presentado una pregunta a la Mesa de las Cortes interesándose por la situación de abandono en el que se encuentra la Casa-Palacio de los Flórez Quiñones y su valiosa biblioteca, preguntando a la Junta si tiene pensado tomar alguna medida para garantizar su conservación.

La casa solariega de los Flórez Quiñones, situada en la localidad de Curueña (Riello), es una fortaleza de sobria piedra montañesa en su exterior y un auténtico museo etnográfico cuando se cruzan sus portales.

Parece que comenzó a habitarse en el siglo XIV, cuando numerosas propiedades  del noroeste leonés pasaron a manos de la familia por los favores prestados al Rey en las guerras de los Trastámara.

Datada entre los siglos XIV y XV, en el dintel consta la fecha de 1779, correspondiente a una reforma de la casa original. Fue cedida por la familia al municipio de Riello hace 18 años.

La Casa-Palacio consta de una valiosa biblioteca formada por 2.500 o 3.000 libros, sobre todo de historia, teología, gramática y clásicos. La documentación que contiene es de gran relevancia para el estudio del Derecho consuetudinario.

Ante el grave deterioro que sufrían algunas partes de la casona (como las goteras, que podían hacer peligrar el tejado), un miembro de Promonumenta, José Luis Gavilanes Laso, junto al director de la Biblioteca Pública de León, Alfredo Díez Escobar, se trasladaron a Omaña para proponer al Ayuntamiento la cesión temporal de esos libros a la entidad de la calle Santa  Nonia, para su conservación en lugar seco y seguro, hasta que el consistorio omañés dispusiera de un lugar adecuado para disponerlos. Los documentos fueron trasladados al Archivo Histórico.

El municipio de Riello no puede hacer frente al esfuerzo económico que supone el arreglo de la casona. Incluso se han propuesto la devolución del inmueble a la familia, porque al consistorio le resulta imposible garantizar su recuperación.

Esta situación de indefensión hace necesaria la intervención y ayuda urgente de la Junta de Castilla y León para proteger este rico legado cultural y pone de manifiesto que la existencia de una Comunidad Autónoma tan amplia y tan poco cohesionada hace que el patrimonio histórico se encuentre en estado de abandono por la falta de medios y presupuesto para conservarlos.”

Por este motivo el leonesista esperará la respuesta de la Junta para conocer su grado de implicación en la conservación de dicho patrimonio, y tratará de conseguir los medios necesarios para ello.

Impactos: 53