Ante la reciente intención del equipo de gobierno de sustituir el actual sistema de bolardos para el acceso a zonas restringidas, por otro de sistema de vigilancia por vídeo, cabe preguntarse si el que el que está en funcionamiento produce realmente tanta molestia y coste como para que esté justificada su sustitución. Suponemos que deberán existir los correspondientes informes técnicos que avalen la afirmación realizada, por lo que serán solicitados para su comprobación.

Otra cuestión a la que creemos que se debe responder es: ¿Qué ocurre si una persona accede por error? ¿Se le sanciona inmediatamente o se dispondrá de una zona de escape o un tiempo prudencial de salida para evitar sanciones sin motivo?

¿Se dispondrán efectivos de la Policía Local que avisen a los conductores de la nueva situación durante el tiempo suficiente para adaptarse a los cambios?

Es necesario dar respuesta a estas cuestiones así como asegurarse de que hay una señalización lo suficientemente clara y visible, con el fin de evitar que una necesaria regulación de los espacios de aparcamiento se convierta en una manera de hacer caja.

Impactos: 234