luis mariano santos

“La nota se la pondrán los ciudadanos al final de los cuatro años”.  Así comenzaba su intervención en el debate sobre política general de la Junta de Castilla y León el Procurador de la UPL.

Lo que sí hizo Luis Mariano Santos fue valorar el primer acuerdo institucional en el que el Presidente de la Junta planteó el inicio de su gobierno. “Los avances en la reforma del Estatuto no han sido muy satisfactorios. En cuanto a la Ley de Ordenación, a pesar de numerosos contactos, el avance tampoco ha sido muy satisfactorio y carece del compromiso cuantificable a la hora de hablar del mantenimiento de los servicios públicos, de financiación y de un marco competencial claro. En lo que atañe al proceso de Reindustrialización el proceso ha avanzado a un ritmo lento. Donde todos nos hemos puesto de acuerdo es en fijar una posición común a fin de negociar un sistema nuevo de financiación autonómica.”

El leonesista indicó a Herrera que en éste año habían coincidido en muy pocas iniciativas, sin embargo sí lo hicieron acordando un Plan de Dinamización de la minería o trabajando para mejorar la financiación autonómica. “Nuestra labor es encontrar posiciones de acuerdo que mejoren las condiciones de la región leonesa. De que esa colaboración siga adelante dependerá el grado de cumplimento de los acuerdos alcanzados”.

Tras estas primeras consideraciones, el Procurador de UPL hizo referencia expresa a los problemas de despoblación, haciendo hincapié  en que no se trata de un problema que afecte por igual a todas las provincias. En el mismo sentido habló del desempleo donde existen hasta ocho puntos de diferencia entre unas provincias y otras.

En relación al Plan de Dinamización de las comarcas mineras volvió a reiterar que “no podemos conformarnos con un simple plan de 20 millones en 4 años”. “Tenemos que ser capaces de mantener activo el sector, evitar el éxodo de nuestras cuencas promoviendo alternativas endógenas y atrayendo las exógenas, más formación, más investigación, más financiación y un correcto tutelaje de proyectos empresariales alternativos.”

Respecto a la agricultura y la ganadería hizo referencia a una PAC que beneficia más incluso a los que no están de forma activa en el sector, con un programa de desarrollo que amenaza con la insuficiencia y la tardanza del pago de sus ayudas, con problemas como  el coeficiente de la admisibilidad de pastos, con especial agravamiento en las zonas de montaña. Una ganadería herida de muerte, hasta el punto de cambiar nuestro ADN como país productor y sustituirlo por un ADN importador.

“Un mundo rural que fiamos únicamente al sector turístico que no crece como debiera porque ésta Comunidad se muestra incapaz para gestionar de forma adecuada esa inmensidad. Ese sector turístico necesita que se adecuen de forma correcta las infraestructuras viarias. En relación a la llegada del AVE a León expresó no poder apoyar el progreso que conlleva cuando ha llegado defectuoso, con proyectos de integración incompletos, zonas desatendidas, variantes esperpénticas, líneas férreas abandonadas (FEVE), o incumplimientos de compromisos como el Centro de Control en León. Reclamó la autovía León- Valladolid, la de Braganza o la Orense-Ponferrada, la potenciación del corredor atlántico…

Se refirió también al mal papel de nuestras Universidades en los “ranking”, situando el problema en la falta de financiación con los enormes recortes o en algún indicio de mala praxis. Habría que planificar una estrategia más profunda para invertir la tendencia, más allá de modificar o mejorar el mapa de titulaciones. “En materia de educación debe existir voluntad política, consenso y  diálogo.” Aludió a esa ausencia cuando firmaron el pacto por la I+D+I con los investigadores de las universidades, o a la hora de instalar el nuevo conservatorio en León. Recordó a Herrera que cuando las decisiones se toman tras escuchar a los profesionales, suelen ser de mayor calidad y contienen un mayor porcentaje de éxito.

Respecto a la sanidad incidió en las listas de espera, en la derivación de pacientes a clínicas privadas para realizar operaciones o pruebas, al cierre de las plantas y las camas en los hospitales. Hizo alusión expresa  a la situación que denunció hace unos días el jefe de cirugía vascular del Hospital de León, que calificaba de precaria la dotación tecnológica y la muy justa plantilla del servicio.

El leonesista no quiso entrar a valorar las comisiones de investigación, la corrupción o la regeneración. “El fraude o la corrupción  forman parte no de los partidos, sino de algunas personas que llegan a la política.”

Para concluir recordó al Presidente de la Junta que éste, el primer día, le dijo que todos eran leonesistas. “Usted tuvo un lapsus linguae, y lo que quería decir es que el señor Silván es tan leonés como yo, o que el señor Amilivia era tan leonés como yo. Defender León es obligación de los leoneses, no de los leonesistas, por eso les pregunto cuándo renunciaron a su condición para callar sobre los más de 100.000 leoneses que han tenido que emigrar, o para permitir las enormes diferencias del Parque Tecnológico de León con otro de Castilla, o porqué han permitido que la cantidad destinada por la Consejería de Educación, en los años 2014 o 2015, para promover, promocionar o proteger el leonés haya sido de cero euros, mientras que para el gallego era de 500.000€. Además recordó que la Fundación Villalar genera una identidad que no existe.”

“En mi último debate quizá sea usted capaz de convencerme de que defender lo leonés es decir a todo que sí, por anteponer intereses partidistas por encima de sentimientos”, sentenció.

Impactos: 13