jan jincheng

Mantuvo un encuentro con el Rector de la ULE y se interesó por el estado de las obras de la nueva sede en León del Instituto Confucio.

El responsable de los centros Confucio de toda Europa, Yang Jincheng, mantuvo ayer una reunión con el Rector de la Universidad de León (ULE), Juan Francisco García Marín, el Vicerrector de Relaciones Internacionales, Roberto Baelo, y los directores del Instituto Confucio de la ULE, Juan José Lanero y Chen Chen, en la que además de mantener un intercambio de impresiones con el personal que trabaja en instituto, tuvo oportunidad de conocer su funcionamiento, y también se interesó por el estado de las nuevas instalaciones que acogerán el Confucio el próximo curso.

La visita se ha realizado en el marco de la estancia de Yang Jincheng en España, con motivo de la reunión de representantes de los institutos Confucio de la península ibérica que se ha celebrado en fechas recientes en Valencia.

Jincheng acudió a León acompañado por Qin Qilum, responsable de los centros Confucio del Reino Unido, y fue recibido por las autoridades de la ULE en las oficinas ubicadas en el Centro de Idiomas. Tras un encuentro muy cordial, en el que se trató sobre la programación de actividades y se pusieron en común ideas de cara a la inauguración del nuevo edificio, (que estará ubicado en la antigua Escuela de Ingenieros de Minas, en la calle Jesús Rubio), se llevó a cabo una visita para conocer el estado actual de la futura sede.

“Creo que hay una sintonía muy buena por ambas partes para seguir cooperando, -explicó Juan José Lanero-, y para poder tener unas instalaciones en las que la disposición de espacios va a permitir estudiar chino más cómodamente”. Entre otras novedades, el nuevo edificio contará con aulas preparadas para niños y adaptadas a sus necesidades, también con un laboratorio de idiomas, y una biblioteca. “Cada vez tenemos más libros, -apunta Lanero-, y requerimos unas instalaciones adecuadas para que las gente interesada pueda efectuar sus consultas”.

“Es también imprescindible, -concluyó-, disponer de espacios para los despachos del profesorado, ya que en estos momentos hay algunos que son compartidos por seis o siete personas, lo que lógicamente dificulta el trabajo”. La nueva sede dispondrá también de una Sala de Exposiciones que acogerá las diversas y variadas muestras que programa el Instituto, así como otras de las que organiza el Área de Actividades Culturales de la ULE.

Hay que apuntar finalmente que las obras de la nueva sede, que ocupará los bajos y la primera planta de la antigua Escuela de Ingenieros de Minas, están prácticamente terminadas, pero aún falta aspectos como el equipamiento (sillas y mesas, pantallas, …), por lo que se estima que la inauguración se llevará a cabo en fechas aún por determinar, previsiblemente a finales del presente año.

Impactos: 40