OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esta intervención se enmarca dentro del proyecto cultural de restauración que la Consejería de Cultura y Turismo lleva a cabo en la Real Colegiata de San Isidoro de la capital leonesa, conjuntamente con el Cabildo de la propia Colegiata y la Fundación Montemadrid.

La consejera de  Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, ha presentado las actuaciones de intervención que se van a desarrollar en la Real Colegiata de San Isidoro de León, dentro del proyecto cultural de remodelación y restauración que la Consejería realiza en el complejo isidoriano, junto con la Fundación Montemadrid y el Cabildo.

La Junta de Castilla y León ha realizado una labor de apoyo a lo largo de los últimos años en este templo, llevando a cabo varias intervenciones como la restauración de la torre, las cubiertas de las naves o los paramentos interiores de la iglesia, la restauración de la fachada meridional con su puerta del Cordero y su puerta del Perdón y el acondicionamiento térmico de la basílica. Además, que esta última actuación supuso una innovadora intervención de I+D+i, desarrollada en colaboración con el Ente Regional de la Energía de Castilla y León, que atiende a las necesidades de uso, la conservación de los bienes patrimoniales y la eficacia energética, y fue galardonada en la 4ª edición de los Premios Bioenergía.

La consejera ha señalado que la materialización de todas estas actuaciones ha supuesto una inversión por la Consejería de Cultura y Turismo de más de 2,3 millones de euros y ha agradecido la colaboración del Cabildo de la Colegiata, así como ha recordado también que, a estas iniciativas se unió en 2009 la Fundación Montemadrid, quien propuso el nuevo plan museográfico, y con quien se firmó un protocolo de colaboración para la puesta en marcha del Proyecto Cultural de remodelación y restauración de esta Real Colegiata. En el acuerdo firmado entre las tres entidades se contemplaba la restauración de la fachada meridional y del espacio interior –ya finalizadas-, los distintos espacios del Panteón Real y la adecuación museológica del conjunto y de su gestión.

Cirac ha insistido en que este proyecto ejemplifica la necesaria colaboración público-privada y la concertación institucional, así como la imprescindible implicación de todos los agentes sociales para que el binomio Sociedad–Patrimonio se convierta en estrategia fundamental. En este marco estratégico, se va a impulsar el Proyecto cultural en la Colegiata que, desde una visión integral del conjunto monumental, va a suponer una mejora sustancial en la conservación, apreciación y difusión de este importante bien cultural.

Las actuaciones que la Consejería tiene previsto acometer son, en primer lugar, la restauración de las pinturas de la Cámara de doña Sancha, con la reintegración de la pintura mural y el traslado de la portada. Esta actuación tiene un presupuesto de más de 400.000 euros. Se trata de uno de los espacios de mayor interés, tanto arquitectónico como simbólico, de todo el complejo isidoriano, sobre el que se llevó a cabo una remodelación a mediados del siglo pasado que afectó de manera radical a esta estancia. Según criterios de restauración de la época, se arrancó la mayor parte de las pinturas murales. En una innovadora operación técnica se van a reintegrar estas pinturas, hasta ahora conservadas en la Capilla de La Magdalena de esta Basílica.

Con esta  actuación se pretende restaurar y recolocar en sus respectivas ubicaciones los fragmentos de pintura mural que fueron levantados, así como la restauración de las escenas que aún se conservan en los testeros. Todo ello, con el fin de lograr una lectura coherente de conjunto, como sala pintada y decorada, en el que se integren todas las aportaciones conservadas correspondientes al momento estético ligado a lo que fue Sala Capitular, que se mantuvo hasta principios del siglo XX.

La reconfiguración original de la Cámara de doña Sancha conlleva otra operación de traslado y recuperación de la monumental portada renacentista que comunicaba con la biblioteca con la que contaba esta Cámara, y que actualmente se encuentra reubicada en una zona adyacente y solo con función ornamental.

Además, para algunas de las capas históricas de pintura que aún permanecen en la Cámara, se plantea un tratamiento especial, que va a permitir simultanear la conservación y contemplación de distintas fases pictóricas.

Asimismo, en fases sucesivas, el proyecto prevé la restauración del claustro, donde se acometerá la consolidación y protección de algunos elementos arquitectónicos del primer cuerpo, cornisas, balcones y otros, con un presupuesto aproximado 516.000 euros.

También se restaurarán y consolidarán las pinturas murales del Panteón Real que lo requieren -ya fueron restauradas hace décadas- y se llevará a cabo un tratamiento y protección de las zonas inferiores y sepulturas, con una inversión aproximada de 160.000 euros.

En definitiva, es un gran esfuerzo técnico y presupuestario por parte de la Junta de más de 1,1 millones de euros, que se añaden a las actuaciones ya ejecutadas y a las que Cabildo y Fundación Montemadrid van a acometer.

Impactos: 16