El proyecto se ponía en marcha hace más de una década y espera entrar en funcionamiento en los próximos meses para prestar servicio a toda la comarca con atención residencial y prestaciones a domicilio

 

La institución provincial ha sufragado más del 80% del importe total de la obra, que asciende a 800.000 euros

 

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, ha visitado este miércoles el Centro Polivalente de Atención Integral a Personas Dependientes de Matanza de los Oteros, que ha supuesto una inversión de 800.000 euros, de los que la institución provincial ha aportado más del 80%.

Morán ha estado acompañado en su visita del alcalde del municipio y también diputado provincial Marcelo Alonso, que ha recordado los primeros fondos que la Diputación destinaba a la construcción de este centro: “Siendo diputados tanto Eduardo Morán como yo mismo -ha dicho Alonso- se aprobaron las primeras ayudas para impulsar este proyecto a través del Plan Sur”. 

En total, de aquel plan provincial el Ayuntamiento de Matanza, promotor del centro, recibió durante los años 2006, 2007 y 2008 alrededor de 193.000 euros. Asimismo, entre 2009 y 2011, la Diputación invertía 80.000 euros a través del plan especial Otros Municipios, mientras que el grueso de la obra se ha financiado con cargo al Plan de Cooperación Municipal de la Diputación provincial, que ha transferido para la ejecución del proyecto unos 400.000 euros. 

“El fuerte empujón que el centro ha recibido en los últimos tres años por parte de la institución provincial ha permitido culminar la obra de este centro que esperamos poder poner en funcionamiento lo antes posible”, ha expuesto el alcalde de Matanza y diputado, que ha aprovechado para solicitar la implicación de la Junta de Castilla y León en este proyecto que se propone prestar servicios al medio rural y fijar población. 

El centro, al que se ha denominado ‘La Cañamona’, se proyectaba hace más de una década como recurso vinculado a la Ley de Dependencia aprobada en el año 2006. Además de las 70-80 plazas residenciales, pretende tener un alcance mucho mayor con la prestación de servicios como lavandería, plancha, catering o ayuda a domicilio a las personas dependientes de toda la comarca. 

La obra, que ha supuesto una inversión total de 800.000 euros, se iniciaba en el año 2008 y ha sufrido diversos reveses en los más de diez años que ha tardado en desarrollarse llegando incluso a estar parada durante un par de años por la falta de financiación. 

El presidente de la Diputación ha agradecido la “tenacidad” de su compañero de equipo de gobierno y alcalde de Matanza “para sacar adelante este proyecto a pesar de las dificultades que han retrasado su desarrollo”. Morán ha destacado la apuesta económica de la institución provincial por este centro “dirigido a prestar servicio a las personas dependientes del medio rural facilitando que puedan quedarse en su pueblo, en su comarca, poniendo a su disposición los mismos servicios de los que gozan las áreas urbanas al mismo tiempo que se crea empleo y se fija población”. 

 

Impactos: 28