El pleno ordinario del mes de abril aprueba este crédito extraordinario con el
que se continúa reduciendo la cantidad adeudada a la vez que se incrementan

las inversiones en el municipio

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha aprobado este
jueves un crédito extraordinario por el cual se destinarán 8 millones de euros
provenientes de los remanentes positivos de tesorería con el objetivo de acometer
varias medidas: inversiones en el municipio, amortizar deuda, asumir obligaciones y
adaptar los gastos corrientes a los incrementos que se han producido en el coste de la
energía como consecuencia de la guerra de Ucrania.

Con los votos a favor de PSOE, PP y UPL, y la abstención de Ciudadanos, IU, Vox y
Podemos, estos 8 millones de euros se pueden destinar a diferentes actuaciones gracias
a que el Ministerio de Hacienda ha suspendido las reglas fiscales como consecuencia de
la crisis económica producida por la pandemia. Es por tanto la segunda medida de esta
índole que se produce en el Ayuntamiento de San Andrés durante este mandato,
después de que el pasado año se aplicaran otros 5,7 millones procedentes también de
los remanentes positivos de tesorería.
La principal cuantía que se materializa con estos 8 millones, tal y como recomienda el
propio Ministerio de Hacienda, es destinar 4.793.000 euros a amortizar deuda, justo en
este ejercicio en el que ya se tienen que empezar a abonar las cuantías obligatorias, con
lo que la reducción se incrementará más aún cuando se abone la anualidad de 2022.
Desde el inicio del mandato ya se han amortizado 11,75 millones de euros, por lo que la
deuda actual, una vez que se ejecute este abono, ascenderá a 47.742.410,74 euros.
Otra de las medidas importantes incluidas en este crédito extraordinario es el pago
obligatorio a Gersul de los intereses de la deuda que se había contraído con la UTE que
se encarga de la gestión de las basuras en toda la provincia. Son 600.000 euros los que
se sufragan, después de que ya se cancelara la cantidad adeudada en el ejercicio
pasado, también gracias a los remanentes positivos.

 

Además, se destinan 390.000 euros para hacer frente al incremento de la facturación de
combustibles, gas y energía eléctrica en diferentes servicios y espacios municipales.
El resto de estas cuantías provenientes de los remanentes positivos de tesorería se
derivan a diferentes inversiones y servicios, como los 420.000 euros que se van a
ejecutar en la fase anual del ARRU de Pinilla o los 48.000 euros que se consignan para el
incremento del presupuesto para la adquisición de un nuevo camión de la basura, cuya
licitación quedó desierta como consecuencia también del aumento de los costes de
producción motivados por la problemática derivada de la guerra en Ucrania y las
dificultades logísticas globales.
El concejal de Hacienda, Benjamín Fernández, ha explicado durante el pleno que esta
medida es “muy importante porque es el primer paso para desarrollar todas las cuantías
incluidas en este crédito extraordinario”. “Todas estas inversiones son necesarias en la
calle, pero nos encontramos con problemas respecto al crédito anterior, como es el
camión de la basura, para el que hay que suplementar una partida”; ha agregado el edil
socialista, quien ha destacado que, respecto al plan del año pasado, “ya se ha ejecutado
más del 50 %” si se deja al margen la partida para desdoblar el vial a San Juan de Dios,
pendiente de un convenio con Adif para que pueda ser licitado.
“Es una noticia muy importante para el Ayuntamiento de San Andrés”, ha agregado la
alcaldesa, Camino Cabañas, quien ha recordado que durante este mandato “ha habido
un crecimiento exponencial de los contratos y del pago de facturas”, de ahí la necesidad
de seguir en esta línea “para devolver a la ciudadanía en forma de inversiones el
esfuerzo que ha realizado los últimos años”, puesto que “hay capacidad económica”
para poder realizarlas. Por eso ha insistido en que “el pago de la deuda y abonar las
cantidades a Gersul son un elemento importante de gestión, porque así se va
acometiendo el problema histórico de este Ayuntamiento”.
Durante el pleno también se ha aprobado la revisión del padrón municipal a 1 de enero
de 2022, que suma 30.518 personas, 231 menos que el ejercicio anterior, además de
dos mociones: una del PP para implantar puntos de recarga eléctrica para vehículos,
algo que ya está siendo estudiado por la Concejalía que dirige Manuel Ángel García
Aller; y otra de Ciudadanos para que se programen actividades dentro del Año Europeo

de la Juventud, de ahí que el edil Alejandro Gallego enumerara todas las iniciativas que
se han preparado para este ejercicio.
Este pleno, al que de nuevo han acudido representantes de la plataforma por el
soterramiento del tren en Trobajo, se ha iniciado con un minuto de silencio por las dos
mujeres víctimas de violencia de género de este mes, que tuvieron lugar en Cuenca y
Toledo, además de un recuerdo para el presidente del CD Domotec, Manuel Ferreras,
fallecido este miércoles.

Impactos: 108