A través de los medios de comunicación hemos tenido conocimiento de que el Gobierno de la nación ha anunciado a través de la Ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, el plan Nacional Turístico 21-22 con una dotación de 121 millones de euros con la pretensión de impulsar el Camino de Santiago, resultando que la provincia de León, que es la que más kilómetros del Camino de Santiago tiene, será la sexta provincia en inversión, por detrás de provincias como La Coruña, Lugo, Burgos o Asturias, con muchos menos kilómetros de recorrido e incluso partidas presupuestarias para provincias insignificantes en el Camino de Santiago como Barcelona o Valencia.

A la vista de ello, desde UPL exigimos al gobierno de la nación que explique el motivo de estos agravios comparativos así como los criterios que se han seguido para el reparto de esta inversión, cuando precisamente la provincia de León debería de ser la primera o de las primeras beneficiadas por lo antedicho.

Es evidente que las visitas de los ministros en fechas anteriores con el ahora defenestrado Ábalos a la cabeza, y a pesar de lo que manifiesta con reiteración el diputado del partido socialista y secretario provincial, Cendon, la provincia de León sigue siendo ninguneada, no solo por la Administración Autonómica sino también por la Administración Estatal, y para muestra este botón de lo que constituye un habitual elenco de agravios que sitúan a la provincia de León en el vagón de cola de la actividad económica industrial y en población.

Eduardo López Sendino

Vicesecretario de Unión del Pueblo Leonés

Impactos: 38