Desde UPL San Andrés hemos asistido durante estos días a una serie de noticias que demuestran el calamitoso y decadente estado de las infraestructuras ferroviarias de la provincia de León: dejar a la provincia sin AVE, sin precios populares pues las tarifas baratas solo llegan hasta Valladolid, prometiendo futuras reformas en el trazado en El Bierzo que dudamos que llegue… y todos esos desmanes tienen un punto en común: la vía de la decadencia programada de nuestra tierra tiene una parada obligada en San Andrés del Rabanedo.

Nuestro municipio está a la cabeza de la lista de las vergüenzas del ferrocarril del noroeste: los talleres de Renfe cuya reparación UPL lleva reivindicando años (la primera moción de UPL sobre el cuidado de la instalación es de 2007, solicitando su declaración como BIC), el absurdo del puente de Párroco Pablo Díez que, al parecer, no tuvieron en cuenta su existencia a la hora de pensar el trazado, o el ridículo del vial de San Juan de Dios que van a dejar a medio hacer y de malas maneras, solucionando un problema (el tránsito entre San Andrés y León) pero creando otro aún mayor (el embudo que se producirá al pasar de cuatro carriles a dos en el trayecto).

Y como no, el engaño que hemos sufrido con el Soterramiento, una obra que solucionaría todos los problemas, mejoraría toda la comunicación ferroviaria del noroeste peninsular y que UPL no se resiste a rechazar. Es más, recordemos que nuestro partido presentó enmiendas a los PGE de 2018 (aún vigentes) en el Senado a través de Compromís, entre las que estaba el soterramiento por valor de 15 millones de euros y que fue rechazada por PP, PSOE y Ciudadanos, contando entre esos votos a los senadores por nuestra provincia.
¿Cómo es posible que PP y PSOE, que han gobernado los dos, que nos han hundido en esta situación, que han votado contra infraestructuras decisivas para nuestra tierra, tienen ahora la poca vergüenza de pelearse por ver de quién es la culpa de esta situación? Ya se lo decimos desde el leonesismo: de los dos.

Por ello desde UPL exigimos acción y unidad de todos los representantes leoneses en Madrid para solucionar esta situación inmediatamente, que no piensen en sus siglas sino en sus paisanos y en el interés general, y que realicen acciones contundentes y útiles, no basta con hacer preguntas al Gobierno para salir un día en prensa, hay que hacer más. Mientras, UPL va a seguir manteniendo viva la reivindicación de la culminación de las obras ya iniciadas, la lucha por el soterramiento y la oposición a que sigan insultando la inteligencia de los vecinos.

Impactos: 39