La decana de la Facultad de Veterinaria, María Teresa Carbajo, y el Director del Hospital Veterinario de la ULE, José Antonio Rodríguez-Altonaga, han ofrecido esta mañana una rueda de prensa para exponer su postura frente a la concentración de protesta por las condiciones de las prácticas en el Hospital Veterinario, convocada por el Frente de Estudiantes con el apoyo de los sindicatos CCOO y UGT.

Ante esta convocatoria, María Teresa Carbajo ha recordado que el programa de colaboradores del Hospital Veterinario se encuadra dentro de las denominadas “actividades extracurriculares” y como tal están contempladas en el RD 592/2014, de 11 de julio, por el que se regulan las prácticas académicas externas de los estudiantes universitarios, y en el Estatuto del Estudiante Universitario (RD 1791/2010, de 30 de diciembre) que en su artículo 8 las reconoce como un derecho específico de los Estudiantes Universitarios.
“Su naturaleza es formativa, debe estar supervisada por la universidad, y su objetivo es permitir a los estudiantes aplicar y complementar los conocimientos adquiridos en su

formación”, ha manifestado la decana quien además ha subrayado que la pretensión de estas prácticas se centra en situar a los estudiantes “en un entorno laboral que pueda favorecer la adquisición de competencias que les habiliten para el ejercicio profesional y faciliten su empleabilidad”. María Teresa Carbajo ha reiterado que las prácticas “son

completamente voluntarias y los alumnos nos comunican su deseo de realizarlas”. Al igual que en otros Grados de la Universidad de León (ULE), en el de Veterinaria, los alumnos hacen prácticas extracurriculares en servicios de la ULE, como en este caso el Hospital Veterinario, o en empresas con las que la institución ha establecido un acuerdo de

colaboración, “en un horario compatible con su actividad académica, siempre fuera de la programación de clases”.
El Hospital Veterinario de la ULE puso en marcha el programa este curso académico en respuesta “a la gran demanda que en años anteriores habían planteado los propios estudiantes de Veterinaria”. Para ello el programa convocó 30 plazas, de las cuales se han cubierto 28, y las características de la convocatoria son similares a las que se desarrollan en todos hospitales de las Facultades de Veterinaria de España. María Teresa Carbajo ha explicado que los estudiantes en formación “en ningún caso cubren plazas de profesionales especializados, todo lo contrario: este tipo de prácticas conlleva mayor tiempo y dedicación por parte del personal del Hospital Veterinario de la ULE al atender correctamente la formación del estudiante. Por eso estamos en desacuerdo con estas asociaciones u organizaciones sindicales, que las clasifica como una explotación encubierta, que pretende sustituir a un trabajador”.

(SIGUE…)

Finalmente quiso aclarar que el Hospital Veterinario de la ULE no es una empresa privada, nunca lo ha sido. Siempre ha sido una entidad pública sin ánimo de lucro, cuya gestión administrativa y económica está encomendada actualmente a la Fundación General de la Universidad de León y de la Empresa”.
Por su parte, el director del Hospital Veterinario de la ULE, ha manifestado su interés por aclarar que el hospital “no está hecho para curar animales, sino para enseñar a los futuros veterinarios a curar animales. Es poco lógico que un recurso con un presupuesto elevado, que está abierto 24 horas, 365 días al año, con el único objetivo de que los alumnos lo aprovechen al máximo como ocurre en otras facultades y como así nos reclamó Europa en su momento, no se les facilite a los alumnos de forma organizada, supervisada y voluntaria”.
RESPALDO DE LOS ESTUDIANTES COLABORADORES DEL HOSPITAL
Tras la intervención de la decana y el director del Hospital, una estudiante de la Facultad de Veterinaria ha dado lectura a un comunicado respaldado por los 28 alumnos colaboradores del Hospital, en respuesta al manifiesto promulgado por el Frente de Estudiantes, “en el que se dictaban una serie de mentiras y acusaciones directamente sobre el Hospital Veterinario y en concreto sobre el papel que ejercemos en él”. Los estudiantes han querido dejar constancia de que “todos nosotros hemos solicitado participar en este programa de prácticas extracurriculares de forma voluntaria, sin percibirlo en forma alguna como una explotación. Al contrario, agradecemos la oferta realizada por el Hospital Veterinario de la Universidad de León, de acuerdo con el Decanato de la Facultad de Veterinaria, para participar en su actividad asistencial y poder consolidar la formación clínica que adquirimos durante nuestros estudios del Grado en Veterinaria”.

Los 28 estudiantes colaboradores concluyen en el comunicado que se sienten “directamente afectados, ya que el Frente de Estudiantes publicó su denuncia sin informarse previamente de las características de estas prácticas, sin conocer nuestra opinión sobre ellas y sin tener en cuenta que esta convocatoria respondía a la demanda que los estudiantes de veterinaria veníamos formulando desde hacía algunos años. Para terminar, queremos incidir en el carácter extracurricular de estas actividades, totalmente voluntarias, y reconocer que el desarrollo de las mismas, más que un beneficio, supone para el hospital un gran esfuerzo, sobre todo en el tiempo que su personal debe dedicar a nuestra supervisión”.

Impactos: 39