La procuradora socialista, Nuria Rubio, presenta datos contundentes en el pleno de las Cortes de Castilla y León de las irregularidades en el IES de Valencia de Don Juan y la Consejera habla de “un curso normal”

El procurador socialista, Javier Campos da la voz de alarma para frenar la subvención “sin control” a los centros concertados de la comunidad en detrimento de los centros públicos

La Consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, María del Rocío Lucas, ha tenido que salir al paso de las críticas de los procuradores leoneses del PSOE sobre la deficitaria situación del IES Fernando I en Valencia de Don Juan y también ha tenido que dar marcha atrás a la hora de proceder a “unas subvenciones sin control” a los centros concertados en detrimento de los centros públicos.

Los socialistas han llevado al pleno de las Cortes de Castilla y León la situación en el IES de Valencia de Don Juan. La procuradora Nuria Rubio ha denunciado que, a pesar de las medidas puestas en marcha por la Junta, continúan los problemas derivados de la falta de profesorado y la caótica gestión del equipo directivo impuesto por la Consejería. Desde el PSOE hablan de peticiones a los alumnos para que se cambien de optativas, faltas de asistencia que no se notifican a los padres y cuatro bajas de profesores por estrés y depresión desde el inicio del curso. Para Nuria Rubio el caso del instituto coyantino es el mejor ejemplo del ataque del PP y Ciudadanos a las zonas rurales, a las que pretenden dejar sin servicios públicos, creando así, ciudadanos de primera y de segunda.

La Consejera de Educación por su parte asegura que todos estos problemas se encuentran dentro del funcionamiento normal de un centro escolar. Rocío Lucas insiste en que las carencias de profesorado y oferta educativa que se produjeron a principios de curso ya están solventados, una situación que no se ciñe a la realidad por la que está pasando en el centro educativo de la localidad coyantina.

Por su parte, el procurador leonés, Javier Campos logró frenar una iniciativa de la Consejería en las convocatorias de ayudas a los centros escolares de la comunidad. Estas ayudas del Aula-Empresa destinadas a los centros de Formación Profesional, vienen siendo de 3000 euros a todos los centros, públicos y concertados, aunque en este nuevo curso esta subvención contaba con una ayuda duplicada (6.000 euros) a los centros concertados. “Al final hemos conseguido que la Consejera mantenga las ayudas en la misma proporción a todos los centros, concertados y públicos, aunque lo haya dicho con la boca pequeña”, advierte Javier Campos que ha sido muy crítico con la actitud del Gobierno de la Junta. “Se está financiando a los centros concertados por la puerta de atrás y sin ningún tipo de fiscalización. Hemos logrado dar la voz de alarma y todos los centros van a recibe esta misma subvención”; advierte Campos

Impactos: 46