Un paciente de alzhéimer acompañado de un familiar. Imagen: Mtsofan
Un paciente de alzhéimer acompañado de un familiar. Imagen: Mtsofan

Casi 63.000 personas padecen Alzheimer en la Comunidad, y para reiterar el compromiso con ellas y sus familias, la Junta refuerza sus políticas centradas en la prevención de forma individualizada y la atención integral con un objetivo claro: mejorar la calidad de vida de los enfermos y de sus cuidadores. De hecho, destina a este fin 158 millones de euros.

El próximo 21 de septiembre de 2019 se conmemorará el Día Mundial del Alzheimer, este año bajo el lema #Evolución, para concienciar a la sociedad en su conjunto de que las consecuencias de esta enfermedad han cambiado en los últimos años, ya que afecta cada vez a más personas y a edades más tempranas, lo que genera distintas necesidades a las que hacer frente en la búsqueda de soluciones. La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, acompañada por Domingo Aceves, vicepresidente de AFACAYLE (Federación de Asociaciones de Familiares Enfermos de Alzheimer de Castilla y León) han presentado esta campaña que permitirá avanzar en los proyectos ya iniciados y emprender nuevas estrategias.

Asimismo, la Consejera ha destacado el esfuerzo para incorporar a los afectados al Grado I de dependencia, debido a la importancia que tiene actuar en los primeros estadios de la enfermedad.

También ha reconocido la extraordinaria labor continuada que realizan las asociaciones de familiares de Alzheimer, respaldando tanto a las personas afectadas como a su entorno a quienes atienden, informan y apoyan desde el primer momento. Para reforzar este trabajo, la Junta ha destinado en 2019 una subvención directa de 500.000 euros a AFACAYLE, compuesta por 28 asociaciones, 600 trabajadores y más de 10.200 socios.

Situación del Alzheimer en Castilla y León

Casi 63.000 personas están afectadas por esta enfermedad en la que la edad sigue siendo el principal factor de riesgo. De hecho, se calcula que el 10,40 por ciento de la población mayor de 65 años podría tener Alzheimer en Castilla y León.

Para atender a esas necesidades, en 2017 la Junta de Castilla y León aprobó la Estrategia de prevención de la dependencia y de promoción del envejecimiento activo en Castilla y León, un modelo de atención centrado en la persona y que aborda la atención integral; respetando las preferencias de cada una de ellas, defiende su dignidad y apoya la realización de sus proyectos de vida. Una estrategia que cuenta también con acciones dirigidas al entorno en el que se desenvuelven las personas dependientes, como el apoyo a las familias y cuidadores.

Impactos: 34