Julio vuelve a dejar buenas noticias en el mercado laboral en la provincia puesto que registró una bajada del paro de 549 personas en todos los sectores productivos, un 1,94% menos respecto al mes anterior, que deja la cifra total de desempleados en 27.714.

El sector servicios creó la mitad de esos puestos de trabajo, pero el resto de sectores se comportaron moderadamente bien. Es satisfactorio comprobar que el dato de reducción del paro de julio es ligeramente mejor que el del año pasado, donde bajó un 1,61%.

El lento pero constante ritmo de reducción del desempleo en nuestra provincia nos invita al optimismo, sobre todo si comprobamos que hemos sido capaces de estrechar la distancia respecto a la media de Castilla y León, donde el paro bajó este mes tan sólo un 0,95%.

Lo mismo sucede con la tasa interanual con un descenso en León del 5,30%, por encima de la regional del 5,22% y de la tasa nacional que no llega al 4% (3,94%). Son datos positivos que, sin embargo, tienen otra lectura si volvemos la vista atrás y vemos que estamos lejos de la tasa de reducción del paro de más del 10% del año anterior.

Por lo tanto, optimistas sí, pero con cautela, ya que todavía hay 27.714 personas en busca de una oportunidad laboral en León, 1.551 parados menos que hace un año.

Datos positivos también en el número de afiliados a la Seguridad Social que supera los 161.000 en la provincia, un incremento de más de 1.400 nuevas afiliaciones al sistema, y en el total de Castilla y León, que fue la cuarta comunidad española con mayor incremento de la afiliación.

Desde el CEL seguimos reivindicando estabilidad política y desbloqueo institucional para que no se paralicen o se sigan retrasando iniciativas vitales para la actividad económica y el empleo.

Impactos: 17