El viernes 28 de junio finaliza el plazo para que los investigadores presenten sus propuestas para cualquiera de las 79 necesidades tecnológicas del desafío.

El viernes 28 de junio concluye el plazo para que los investigadores de las universidades y del CSIC de Castilla y León presenten soluciones (proyecto de investigación y/o consultoría), para dar respuesta a cualquiera de las setenta y nueve ‘necesidades tecnológicas’ que diversas entidades (empresas, nuevos emprendedores o asociaciones) formularon en el marco del ‘Desafío Universidad-Empresa’.

El desafío es el resultado de un convenio de colaboración para impulsar actividades de transferencia de conocimiento universidad – empresa, que fue suscrito por la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (FUESCYL), que es la entidad que realiza la convocatoria, y el Banco de Santander (a través de Santander Universidades).

El objetivo del concurso es promover la realización de proyectos de I+D+I y/o consultoría en colaboración con los organismos generadores de conocimiento de Castilla y León (fundamentalmente universidades) y el tejido empresarial, en base a las prioridades temáticas para la región identificadas en la reciente actualización de la RIS3, que se pueden clasificar en los siguientes cinco apartados:

– Agroalimentación,

– Tecnologías de fabricación (Automoción y Aeronáutica),

– Salud y Calidad de Vida,

– Patrimonio, Lengua Española y Recursos endógenos, y

– Tecnologías de la Información y Comunicación, Energía y Sostenibilidad.

El listado de necesidades se puede consultar en el siguiente enlace (https://www.redtcue.es/desafio/demandas), y contempla todo tipo de posibilidades, desde un ‘MindPic, sistema Brain–Computer Interface móvil para facilitar la comunicación de niños con parálisis cerebral a través de pictogramas’ (referencia NT05), a un ‘estudio sobre los beneficios del consumo de leche de burra sobre el sistema inmunológico del anciano’ (referencia NT50), pasando por temas como ‘Aumento de la seguridad con el carro del super: Carro prototipo con un asistente precolisión’ (NT31), o un ‘Sistema de Emergencia y Rescate Persona al Agua para Cruceros’ (referencia NT34).

Como vemos, son demandas muy variadas, que fueron formuladas por emprendedores, empresas o asociaciones que confían en encontrar una respuesta a la necesidad que han planteado en el trabajo que puedan llevar a cabo investigadores de la comunidad de Castilla y León.

IMPORTANTES PREMIOS PARA LAS PROPUESTAS QUE SEAN SELECCIONADAS

Pueden participar en este desafío todos los investigadores, personal y becarios, de las universidades castellanas y leonesas e investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que desarrollen su actividad en Castilla y León.

El concurso otorgará tres premios a las propuestas mejor valoradas por el jurado que recibirán un diploma acreditativo y un premio económico (12.000 €, 10.000 € y 8.000 € respectivamente). Se entregarán además un ‘premio especial nuevos emprendedores’ (12.000 €) y un ‘accésit asociaciones de interés público’ (3.000 €).

Hay que apuntar finalmente que esta actuación se encuadra en el Plan de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa 2018-2020 que desarrollan la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León y las nueve universidades castellanas y leonesas en el marco de la ‘Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente de Castilla y León (RIS3)’ recientemente actualizada para el período 2018-2020.

Impactos: 26