El 39% de las personas tuteladas por FECLEM no podía participar en unas elecciones.

Este año vuelven a ejercer su derecho al voto. Aunque el mito habitual es que cualquier persona con la capacidad modificada jurídicamente a causa de una enfermedad mental no podía votar, no es cierto.

La Fundación Tutelar FECLEM hace balance de estos datos de cara a las próximas elecciones en las que todas las personas a las que tutela podrán votar. Hasta ahora, votaban aquellas personas que disponían de una sentencia de modificación de la capacidad que no especificaba que se las privara de este derecho.

En los 18 años de vida de la Fundación FECLEM, han pasado por la entidad 1.261 personas que han necesitado apoyos y protección. De ellos, el 72% tenía derecho al sufragio. De las tutelas que se ejercen actualmente, podían ejercer el derecho el 61%.

El resto, el 39% de los tutelados, no podría votar si no se hubiera aprobado la Ley Orgánica 2/2018, de 5 de diciembre, para la modificación de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General para garantizar el derecho de sufragio de todas las personas con discapacidad.

El objetivo de FECLEM siempre ha sido defender los derechos de las personas a su cargo, entre ellos este, por lo que aquellas personas que estaban privadas de él pero querían ejercerlo, disponían de un servicio de asesoramiento legal desde la Fundación que se ocupaba de requerir judicialmente la recuperación de la capacidad en este ámbito. En 2018, hasta la publicación de la Ley, se recibieron 6 peticiones cuyas resoluciones fueron positivas.

Impactos: 70