Natalia Ramos, nutricionista de Krissia®, recomienda planificar las comidas, saber qué alimentos comer y contar con una rutina de sueño y de ejercicio

Los españoles viven cada día más concienciados con muchas causas como el cambio climático, la sostenibilidad o los residuos de plástico; pero si hay algo que preocupa, cada día más, es la salud. Hoy, en el Día Mundial de la Salud, Natalia Ramos, nutricionista de Krissia®, recomienda que incorporemos a nuestro día a día un estilo de vida saludable con una serie de consejos a tener en cuenta para cuidarse no solo en este día, sino durante todo el año:

Planificar las comidas

Es importante contar con un plan de comidas semanal para tratar de que estas sean lo más equilibradas posible y, de esta manera, conseguir comer más variado y saludable, a la vez que se evita el desperdicio alimentario. Contar con una organización previa de las comidas que se van a preparar durante la semana permite poder hacer un cálculo de la compra semanal y evitar ir al supermercado con tanta frecuencia, ahorrando así tanto en tiempo como en dinero.

¿Qué comemos?

Asimismo, incluir una gran variedad de alimentos es muy importante. No hay que olvidar que el organismo necesita raciones diarias de verduras, hortalizas, frutas, lácteos, cereales… así como incluir las legumbres, la carne, el pescado o los frutos secos en ese calendario semanal.

Tal y como destaca Natalia Ramos, conocer los productos que se consumen, así como su aporte energético y nutricional es crucial para poder elaborar un calendario de comidas semanal equilibrado.

Rutina de sueño

Es cierto que se recomienda dormir una media de ocho horas diarias para amanecer descansado y poder rendir el 100%, pero no todas las personas necesitan dormir la misma cantidad de horas. Lo importante es conocerse a uno mismo y saber las horas que necesitas.

La rutina de sueño debe establecer unas pautas, como por ejemplo, acostarse a una misma hora todos los días, para acostumbrar al cuerpo. De esta manera, se potencia tener energía durante todo el día y evitar problemas para conciliar el sueño.

Rutina de ejercicio

Por último, la buena alimentación siempre tiene que ir acompañada de una rutina de ejercicio físico. Esto no significa horas de gimnasio, sino tener la buena costumbre de hacer algún deporte, correr o, incluso, caminar.

Además, para aquellas personas que llevan un ritmo de trabajo muy acelerado y las jornadas laborales o en casa son interminables, el ejercicio físico es muy importante porque ayuda a liberar la mente y abstraerse de la rutina de trabajo. “Preocuparnos por nuestra salud nos hará sentirnos mejor con nosotros mismos y disfrutar más cada día de los pequeños detalles que nos rodean”, afirma Natalia Ramos, nutricionista de Krissia®. “Una combinación de alimentos equilibrados, junto con rutinas de ejercicio y descanso, será muy eficaz para mantener un estilo de vida saludable, e incluso, ayudará a que nuestro ánimo mejore”. 

Impactos: 31