global connection

Eliminar plásticos de un solo uso en comedores y cafeterías de centros de trabajo, suprimir envases innecesarios, sustituir garrafas pequeñas por otras de gran tamaño o deshidratar residuos para disminuir su volumen son algunas de las acciones emprendidas por el sector industrial de Castilla y León en el marco de la prevención de residuos que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha incluido en un inventario de actuaciones y buenas prácticas.

Con el objetivo de elaborar un inventario que sirva para dar visibilidad a las buenas prácticas  en materia de prevención de residuos y animar a otras empresas a desarrollar actuaciones similares, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha contactado con medio millar de empresas de Castilla y León para recabar datos acerca de las iniciativas ya ejecutadas por el sector industrial en este ámbito. El inventario de estas acciones ya está disponible en la web de la Junta de Castilla y León: Inventario de residuos

El documento incluye 30 iniciativas de 25 empresas agrupadas en los siguientes epígrafes: sustitución o eliminación de un residuo peligroso, buenas prácticas que minimicen la generación de residuos y programas de concienciación para los trabajadores.

Por sectores, las actuaciones se reparten entre once del sector agroalimentario, cinco de la automoción, tres del sector químico o farmacéutico, tres del sector de la construcción, una de la siderometalúrgica, una de la industria de la madera y otra del sector del reciclaje.

Entre las acciones que han desarrollado las empresas y que se incluyen en el inventario figuran la eliminación de plásticos de un solo uso en comedores y cafeterías de los centros de trabajo, sustituyéndolos por vasos de papel o por vajilla reutilizable, eliminación de envases secundarios o de partes de envases innecesarias, o sustitución de garrafas de pequeño volumen por envases de gran capacidad. Entre otras actuaciones, también se plantea la utilización de residuos de producción de la industria agroalimentaria como materia prima para la elaboración de piensos de alimentación animal, como yogur o mantequilla, o la filtración de aceite usado para poder reutilizarlo antes de proceder a su sustitución.

La Ley 22/2011, de 22 de julio, de residuos y suelos contaminados regula la jerarquía de residuos, estableciendo la prevención en la producción de residuos, como la actuación prioritaria y fundamental antes de cualquier otra forma de gestión de los residuos, señalando que las autoridades ambientales promoverán medidas para  fomentar la prevención de residuos en su respectivo ámbito.

El Plan Integral de Residuos de Castilla y León regula los aspectos organizativos y medioambientales de la gestión de los residuos e incluye un Programa de Prevención que recoge distintas medidas, que abordan desde las fases de diseño del producto, producción y distribución, hasta las pautas de consumo de ciudadanos y empresas. Todas estas medidas se desarrollan con el objetivo de reducir la cantidad de los residuos generados, así como los impactos adversos sobre el medio ambiente y la salud humana que estos puedan producir.

Entre dichas medidas y en relación con la elaboración de este inventario se consideran la educación ambiental, sensibilización y difusión de la información en materia de prevención de residuos. En este ámbito se enmarca el apoyo a acciones formativas o divulgativas para la difusión de los logros alcanzados por el sector industrial en materia de ecodiseño, implantación de las mejores tecnologías disponibles y prevención de residuos, a través de plataformas digitales de la Administración Regional.

Impactos: 44