Transferir conocimientos y despertar vocaciones científicas fueron los retos del programa Mujer en la Ciencia celebrado en los dos campus universitarios y en la provincia de León.

Contribuir a dar visibilidad al quehacer científico en la Universidad de León (ULE), transferir conocimiento y tratar de despertar vocaciones científicas en las jóvenes de educación secundaria fueron los principales ejes de trabajo sobre los que 23 investigadoras de la ULE diseñaron sus actividades en el programa Mujer y Niña en la Ciencia, celebrado en catorce centros de enseñanza de la provincia, y en los campus de León y Ponferrada el pasado mes de febrero. Un gran reto que posibilitó que más de 1.800 estudiantes de León y provincia se acercaran al universo científico que desarrollan las científicas de la ULE en diversas ramas de conocimiento, desde las ingenierías y las ciencias de la vida a las humanidades. 

A lo largo de una semana, alumnas de ESO de centros de enseñanza de León y provincia participaron en talleres organizados en la Facultad de Ciencias Biológicas y Ambientales y en la Escuela de Minas. La Fisiología y Biotecnología de las Plantas centró la actividad del taller impartido por las investigadoras María Luz Centeno y Penélope García. En el Edificio Darwin, las investigadoras Gracia Merino, Indira Álvarez y Ana Isabel Álvarez ofrecieron un taller práctico de Fisiología Animal.

La Escuela Superior y Técnica de Ingeniería Minera celebró tres talleres. Ana Díez ofreció una sesión práctica sobre Instalaciones Solares Fotovoltaicas, Laura Álvarez sobre Topografía Subterránea y Ana Castañón sobre Bateo de Oro. Paz Herráez y Marta Lombó ofrecieron una sesión sobre Biología del Desarrollo, en el Laboratorio de Biología Celular y diversos grupos de alumnas participaron en otros talleres sobre Expresión génica y diferenciación de células troncales en los laboratorios del Instituto de Biomedicina, impartidos por Carmen Marín, Margarita Marqués, Marta Martín y Laura Maeso.

En la Escuela de Ingenierías Industrial, Informática y Aeroespacial, una mesa redonda sobre ‘Ingenieras made in León’ sirvió no solo para cerrar los actos del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, sino también para visibilizar la trayectoria de chicas que hasta hace dos días eran estudiantes de la escuela y hoy tienen una carrera profesional exitosa por todo el mundo dentro del universo tecnológico. Para ello, en el debate estuvieron Carmen Benavides, los investigadores José Alberto Benitez, Isaías García y Héctor Aláiz y la investigadora Inmaculada González. Todos ellos pertenecientes al Departamento de Ingeniería Eléctrica y de Sistemas y Automática de la ULE, e integrantes de los Grupos de Investigación SALBIS (Salud, Bienestar y Sostenibilidad Sociosanitaria) y SECOMUCI (Seguridad y Conocimiento en el Mundo Cibernético).

Más allá de los escenarios del campus universitario, las investigadoras llevaron sus conocimientos hasta distintos centros de enseñanza de La Bañeza, Toreno, Ponferrada, Boñar y León como el que impartieron Elena Andina, Leticia Sánchez y Elba Mauriz sobre enfermería e investigación, o el dedicado al estudio de los fósiles.

Las charlas ofrecidas en León y Ponferrada abordaron además otros temas como la relación de internet y la salud, al aprendizaje infantil desde la neurociencia, la transgénesis animal y la alta costura, la fisioterapia, o la prehistoria. Un amplio espectro de propuestas que despertó el interés por el mundo científico en algunas de las jóvenes participantes y contribuyó, asimismo, a reducir la brecha de género que existe ahora mismo en el ámbito científico.

Impactos: 49