El serbio se convierte en el tenista con más títulos en Melbourne.

Melbourne es la segunda casa de  Novak Djokovic. El tenista serbio se convirtió este domingo en el jugador que más veces ha conquistado el Open de Australia, siete, al imponerse en la final a Rafael Nadal (6-3, 6-2 y 6-3). El número 1 del mundo minimizó al español, nada que ver con el jugador que había paseado su mejor versión por Melbourne las dos semanas anteriores, sin ceder un solo set hasta la final. Fue la peor final de Nadal en un Grand Slam, que nunca había perdido una sin anotarse al menos un set.

Djokovic fue avasallador desde el inicio. Los tres primeros juegos se saldaron con 12 puntos a su favor y sólo uno para Nadal. El serbio sacó un gran partido a su saque (se anotó en blanco sus primeros cuatro servicios) pero su dominio del partido fue más allá, llegando a todas las bolas y poniéndolas luego donde quería. A Nadal le costó entrar al partido, y empezó a dar síntomas de mejoría hacia el final de la primera manga, aunque también a esas alturas dejó un síntoma preocupante cuando golpeó al aire una derecha sencilla para un jugador como él.

Nadal, que no había cedido un solo set en el torneo, se fue entonando aunque con varias asignaturas pendientes. La principal, contrarrestar la autoridad de Djokovic con su saque. La estadística revela un dato demoledor: Nadal sólo dispuso de una bola de break en todo el partido, en el tercer set, y no la aprovechó. Hasta el segundo, de hecho, no fue capaz de ganar un solo punto a un primer servicio de su rival. Además, sus golpes ganadores solían acabar un poco más allá de la línea.

Djokovic, al contrario, seguía preciso y aprovechaba cuantas oportunidades se le presentaban. Logró el break (3-2) y salvó los muebles en el siguiente, cuando Nadal, al fin, amenazó con robarle un juego al resto. En el siguiente, Djokovic volvió a romper y terminó de encarrilar el set y el partido, ya que la tercera manga transcurrió por los mismos derroteros. El serbio consolidó su ventaja y Nadal fue siempre a remolque hasta el final.

El rey de Melbourne

Djokovic suma ya quince torneos del Grand Slam, sólo dos menos que Nadal y a cinco de Roger Federer. Además de sus siete victorias en Melbourne (una más que Federer y Roy Emerson) suma cuatro en Wimbledon, tres en el US Open y una en Roland Garros.

www.20minutos.es

Impactos: 28